Humo causa muerte y caos en estación de metro

Una muerta por humo en estación de metro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    WASHINGTON - Una mujer falleció este lunes tras llenarse de humo un túnel del metro de Washington, mientras que otros dos pasajeros se encuentran en situación de gravedad y alrededor de 83 más reciben atención médica, informaron fuentes oficiales.

    Sobre las 15.20 hora local, la estación de metro L'Enfant Plaza, una de las de mayor tráfico de la capital, comenzó a llenarse de humo y decenas de pasajeros quedaron atrapados durante al menos media hora en uno de los trenes, explicó el director del Metro, Richard Sarles.

    Se desconoce el origen del humo y los primeros indicios no apuntan a un incendio, pero el suceso está ahora bajo investigación de varias agencias y la Policía de la ciudad.

    El incidente ocurrió en un tren de la línea amarilla, que conecta la capital con el vecino estado de Virginia, cuando el vehículo abandonaba la estación.

    Evacúan estación de metro en Washington

    Evacúan estación de metro en Washington
    (Publicado martes 13 de enero de 2015)

    Los vagones se llenaron rápidamente de un espeso humo que impedía ver y dificultaba la respiración, por lo que algunos pasajeros tuvieron ataques de ansiedad y otros se desmayaron.

    Este es el primer suceso en el metro de Washington con un pasajero muerto desde un choque de junio de 2009, cuando murieron ocho personas que viajaban en un tren de la línea roja.

    La identidad de la mujer fallecida no ha trascendido ni tampoco se ha informado de la causa precisa de su muerte.

    Los dos pasajeros en estado crítico están siendo atendidos en el hospital George Washington, mientras que otros 40 han sido trasladados al Howard University y el resto serán vistos en el MedStar Washington Hospital Center.

    "Todos estamos tristes por la muerte de la pasajera de metro y el incidente en el tren. Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia", dijo en un comunicado la alcaldesa de la ciudad, Muriel Bowser.

    La estación fue evacuada y permaneció cerrada durante unas horas tras el suceso. Tras su reapertura el lunes por la noche, circulan todos los trenes menos los de las líneas amarilla y verde, en los túneles superiores de la estación.