Masacre en Las Vegas

Masacre en Las Vegas

La NRA accede a regular automatizadores de disparos

Opinan que se debe revisar si estos dispositivos cumplen con las leyes federales.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Analistas en Washington dicen que podría abrirse una puerta para el control de armas. (Published viernes 6 de octubre de 2017)

    WASHINGTON - La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), que defiende los derechos de compra y tenencia de armas en Estados Unidos, afirmó el jueves que el mecanismo que usó el autor de la masacre de Las Vegas para convertir rifles semiautomáticos en armas completamente automatizadas debería estar “sujeto a regulaciones adicionales”.

    En una declaración, la NRA aseguró que el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) debe revisar inmediatamente si los “bump stocks” o automatizadores de disparos cumplen con las leyes federales.

    La organización, que tiene influencia sobre varios miembros del Congreso, rechazó parte de la respuesta inicial de los legisladores que han presionado por aumentar el control de armas en el país.

    En su comunicado, la NRA afirmó que: “Prohibirle armas a los estadounidenses respetuosos de la ley con base en el acto criminal de un loco no hará nada para prevenir futuros ataques”. La declaración fue firmada por los líderes de la asociación, Wayne LaPierre y Chris Cox.

    Los automatizadores son legales y originalmente fueron hechos para ayudar a que gente con cierta discapacidad en las manos pudiera disparar un arma semiautomática sin tener que presionar el gatillo por cada bala como es requerido.

    Los dispositivos caben encima del montaje para la culata de los rifles semiautomáticos y, una vez montados, se les puede aplicar presión con el hombro para hacer que el arma dispare continuamente, aumentando la velocidad de entre 45 y 60 balas por minuto a entre 400 y 800 balas por minuto, de acuerdo con la oficina de la legisladora Dianne Feinstein, demócrata por California.

    La Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump está de acuerdo con la propuesta de la NRA. La vocera presidencial Sarah Huckabee Sanders dijo que “ciertamente estamos abiertos a tener esa conversación”.

    Previamente el jueves, republicanos con amplia experiencia en el Congreso dijeron estar dispuestos a considerar propuestas para prohibir los automatizadores.

    El comentario de los legisladores representa un distanciamiento sorpresivo de los republicanos, dada la antipatía general que tienen hacia cualquier tipo de regulación de armas. Sin embargo, todavía están lejos de garantizar que un proyecto presentado por Feinstein, porque los líderes de las bancadas del Senado y la Cámara de Representantes, Mitch McConnell y Paul Ryan, respectivamente, dejaron en claro que sus prioridades eran otras.

    “Si alguien esencialmente puede convertir armas semiautomáticas al comprar uno de esos (dispositivos) y causar el tipo de caos y heridos en masa que tuvimos en Las Vegas, eso es una preocupación obvia que debemos de explorar”, dijo el senador republicano por Texas, John Cornyn, el número dos de la cámara alta.

    “Yo tengo muchas armas y como cazador y deportista creo que es nuestro derecho como estadounidenses, pero no entiendo el uso de esta (modificación) y esa es otra razón para tener una audiencia”, agregó.

    El tiroteo en Las Vegas, ocurrido el primero de octubre, fue el ataque armado masivo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos, con al menos 58 muertos y cerca de 500 heridos, muchos por arma de fuego y varios durante el caótico escape. Otros tantos permanecen en estado crítico.

    El atacante fue identificado como Stephen Paddock de 64 años, quien era un apostador y contador retirado. Paddock se quitó la vida cuando las autoridades entraron a la habitación del hotel Mandalay Bay desde donde hizo los disparos.