Ley de Obama previene suicidios de veteranos

Obama firma ley para prevenir suicidios de veteranos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Obama firmó la ley en el East Room de la Casa Blanca.

    WASHINGTON - El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó el jueves una ley que revisa los programas de prevención de suicidios entre veteranos de guerra y ha contado con un gran apoyo bipartidista.

    La reforma, aprobada en el Congreso a comienzos de este mes, fue firmada en un ceremonia en la que se rindió homenaje a Clay Hunt, un ex marine que se quitó la vida en 2011 y que ha dado nombre a la ley.

    Obama sostuvo, en un acto en la Casa Blanca, que la ley tiene como objetivo evitar casos como el de Hunt, que estuvo desplegado en Irak y Afganistán, y garantizar "que los veteranos siguen entre nosotros" para contribuir a la sociedad.

    El estrés postraumático en excombatientes de las guerras en Afganistán e Irak ha llevado al suicidio de unos 8,000 de ellos al año, 22 al día, según estimaciones de un estudio de 2012 del Departamento de Asuntos de Veteranos.

    La nueva ley pone en común diferentes programas de apoyo psicológico, aumenta las iniciativas para facilitar que los veteranos se integren en la vida civil y propone medidas de revisión del impacto de los programas existentes.

    Entre las reformas destaca la creación de redes comunitarias para que familias de veteranos se ayuden entre sí o la facilitación del pago de las deudas estudiantiles de estudiantes de Psiquiatría para que aporten su trabajo al Departamento de Veteranos.

    Obama aseguró que "hay que detener esta tragedia de los suicidios".

    El presidente reconoció que la ley no es una "solución completa" al problema de los veteranos de las últimas guerras de Estados Unidos.

    Clay Hunt acabó con su vida en 2011 a la edad de 28 años después de pasar por depresiones, medicación y problemas, pese a que estaba recibiendo ayuda y fue apoyado por su familia.

    El caso de Hunt, que trabajó de voluntario tras el terremoto de Haití de 2010, puso en evidencia las carencias, uso ineficiente de los recursos y obstáculos burocráticos para ayudar a excombatientes del Departamento de Veteranos.