Lo declaran culpable por venganza pornográfica

Lo declaran culpable por venganza pornográfica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC NEWS
    Kevin Bollaert

    SAN DIEGO, California - Un hombre de San Diego fue declarado el lunes culpable de 27 cargos de delitos graves por dirigir un portal en internet de venganza pornográfica en el que permitía que personas difundieran fotografías de ex amantes sin ropa y después cobraba a las víctimas para retirar las imágenes.

    Kevin Bollaert, de 28 años, fue declarado culpable de robo de identidad y extorsión. Enfrenta hasta 20 años de cárcel.

    El jurado de la Corte Superior del condado San Diego no logró alcanzar veredictos en dos cargos de robo de identidad y confabulación, y un juez declaró nulo el juicio en ambos cargos.

    Al parecer se trata de la primera sentencia a operador de un ciberportal de ese tipo, aunque hace dos meses un hombre de Los Angeles que difundió una foto de su ex novia con el pecho desnudo en Facebook fue sentenciado a un año de cárcel por violar la nueva ley contra la venganza pornográfica de California.

    Esa ley no se aplicó a Bollaert.

    El término venganza pornográfica se utiliza porque la mayoría de las imágenes explícitas difundidas en internet por ex amantes tienen como propósito avergonzar a las ex parejas después de una ruptura.

    Los fiscales dijeron que en 2012 y 2013, Bollaert permitió que personas difundieran anónimamente más de 10,000 imágenes, principalmente de mujeres, en su ahora desaparecido portal ugotposted.com sin el conocimiento de quienes aparecían en las fotografías.

    También fueron difundidos en la página los nombres de las víctimas, los lugares donde vivían y otra información, como enlaces a sus perfiles de Facebook, según las autoridades.

    Bollaert también dirigía otro portal ahora desaparecido, changemyreputation.com, al que podían acudir las víctimas y se les cobraba $350 por retirar las imágenes.

    Los fiscales dijeron que el acusado ganó decenas de miles de dólares con esta actividad ilícita.

    Más de 25 personas fueron mencionadas como víctimas en la denuncia penal.

    Algunas testificaron durante el juicio que sufrieron humillación y temor cuando sus fotos fueron publicadas y la fiscal Tawnya Austin dijo a los jurados que también las acosaron personas que intentaron comunicarse con ellas por Facebook o correo electrónico.