En video escalofriante caso de "rabia al volante"

En video escalofriante caso de "rabia al volante"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    YouTube/Alexis Ainsley
    Deirdre Orozco aterrorizó a sus víctimas alegando que tenía la autoridad para mandarlas a la cárcel. Quien terminó presa fue ella.

    AUBURN (California) - Fue captado en video un erizante incidente de aparente furia al volante protagonizado por una mujer y sus víctimas. El video y la llamada al 911 sirvieron para dar con Deirdre Orozco, de 50 años, quien presuntamente había protagonizado un incidente similar 5 días antes.

    El video grabado por las víctimas ocurrió el pasado 20 de diciembre en la interestatal 80 en Auburn, California. Según reporta el Auburn Journal, una joven que iba como pasajera, Delanie Strykul, de 23 años, admitió que le hizo un gesto insultante a la acusada cuando se les atravesó en el camino varias veces.

    Ello habría desatado una persecusión que se prolongó por 5 millas. En las grabaciones hechas por la pasajera se observa cómo Orozco a bordo de una camioneta Ford habría intentado repetidamente hacer que Vanessa Gladieux, de 26 años, detuviera el Mazda que conducía e incluso trató de sacarla de la vía chocándole.

    Si usas un celular o tableta y no puedes ver el video haz click aqui

    En el transcurso del incidente, las mujeres se vieron obligadas a detenerse de cinco veces abruptamente cuando Orozco frenaba frente a ellas. Incluso se observa como la camioneta intentaba parar el tráfico en la concurrida autopista.

    Orozco insistió en detenerlas alegando que era asistente del jefe de policía pero mostró una insignia de "Visiting Angels", un centro de envejecientes. "Ella estaba golpeando la ventana diciendo que era un policía y que íbamos a la cárcel", dijo Strykul. Posteriormente, la policía confirmó que Orozco es un agente de fianzas pero no tiene la autoridad para detener a alguien.

    Si usas un celular o tableta y no puedes ver el video haz click aqui

    El incidente llegó a su fin con la ayuda de un agente de la Patrulla Estatal, quien detuvo a Orozco. La mujer fue arrestada bajo cargos de asalto con un arma mortal y el juez le fijó una fianza de 500,000 dólares tras demostrarse que apenas el viernes anterior había salido libre por un caso similar.

    Strykul dijo que la terrible experiencia le enseñó una lección valiosa cuando se trata de gestos insultantes hacia otros conductores. "No vuelvo a voltear para ver a nadie", aseguró. "Tengo suerte de que ella no tenía un arma".

    La policía recomienda que lo mejor es evitar la confrontación en estas situciones de rabia al volante y alertar a la policía si se siente amenazado por las acciones de otro conductor.