Amazon se libra de demanda millonaria

Amazon se libra de demanda millonaria

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo

    El Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó que los trabajadores de almacén quienes llenan los pedidos para el gigante minorista Amazon no tienen que recibir pago por el tiempo extra de espera que transcurre mientras pasan por los controles de seguridad al final de sus turnos.

    La decisión unánime es una victoria para el creciente número de minoristas y otras empresas que revisan rutinariamente a los trabajadores para evitar el robo.

    Los jueces dijeron que la ley federal no requiere a las empresas pagar a los empleados por el tiempo extra, ya que no está relacionada con sus deberes laborales básicos.

    Algunos trabajadores de contratistas de Amazon como Integrity Staffing Solutions, Inc., afirman que esperan hasta 25 minutos en esos controles de seguridad antes de que puedan volver a casa. Amazon ha negado esas afirmaciones.

    La Corte Suprema revocó un fallo de la novena Corte de Circuito de Apelaciones, que dijo que ese tiempo debía ser compensado, ya que se llevaba a cabo para el beneficio del empleador y eran parte integral de los puestos de trabajo.

    El caso estaba siendo vigilado de cerca por grupos de negocios preocupados de que los empleadores podrían haber debido miles de millones de dólares en pagos retroactivos a los trabajadores.

    La decisión se basó un precedente avalado por una ley federal llamada de Portal-to-Portal, que exime específicamente a los empleadores de pagar por las actividades previas y posteriores del trabajo tales como la espera para recoger el equipo de protección o esperar en la fila para perforar el reloj de registro de asistencia.

    El caso fue presentado por Jesse Busk y Laurie Castro, dos ex trabajadores en un almacén de Amazon en Nevada que estaban empleados por Integrity. Su abogado argumentó que la espera en largas filas de seguridad al pasar por detectores de metales y vaciar sus bolsillos cada día eran parte del trabajo debido a que su empleador les obligaba a hacerlo para evitar que la mercancía fuera robada. Amazon no era parte en el caso de la Corte Suprema.