Alarma en Estación Espacial Internacional

Alarma en Estación Espacial Internacional

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NASA
    Estación Espacial Internacional

    MOSCÚ, Rusia - Astronautas evacuaron apresuradamente la sección estadounidense de la Estación Espacial Internacional y se trasladaron al módulo ruso luego que una alarma indicase un posible escape de amoniaco el miércoles, pero funcionarios rusos y estadounidenses dijeron que los seis tripulantes no estaban en peligro.

    "La tripulación de la estación espacial está a salvo", declaró el portavoz de la NASA, Bob Jacobs.

    Una alarma que indicaba una posible fuga de amoniaco en el sistema de climatización el miércoles por la mañana hizo que la tripulación abandonase el módulo estadounidense y lo sellase, pero análisis subsiguientes hicieron que funcionarios de la NASA piensen que se trató solamente de un problema del sensor, indicó el vocero de la agencia, Mike Curie.

    Incluso así, la tripulación planeaba finalizar sus labores en el segmento ruso y pasarse la noche allí como precaución, dijo Curie. Existe suficiente espacio y alimentos para que todos se pasen una semana allí, pero muy probablemente no será necesario, añadió.

    Las dos agencias espaciales difirieron sobre lo sucedido cuando la estación orbitaba la Tierra a una altura de 250 millas. Mientras la agencia espacial rusa Roscosmos dijo que hubo un escape de gas refrigerante, la NASA señaló en una declaración que aún no había "datos concretos que indiquen que hubo realmente un escape de amoniaco".

    La agencia noticiosa rusa Tass informó que solamente una tercera parte del amoniaco quedaba en el sistema de climatización del módulo estadounidense y el resto había escapado. De acuerdo con Tass, el jefe de Roscosmos, Oleg Ostapenko dijo que la situación seguía siendo examinada, pero que "una evacuación (de toda la estación) no está en la agenda".

    NASA indicó que los astronautas se trasladaron al módulo ruso como precaución.

    "Se registró un incremento en la presión de agua y más tarde un aumento de la presión en la cabina, lo que podría indicar, en el peor de los casos, un escape de amoniaco", expresó Jacobs. "Así que nos protegimos ante ese posible peor caso y aislamos a los tripulantes en el segmento ruso de la estación espacial mientras se evalúa la situación".

    La estación está tripulada por los astronautas de la NASA Barry Wilmore y Terry Virts; los rusos Elena Serova, Alexander Samoukutiaev y Anton Shkaplerov, así como la italiana Samantha Cristoforetti, de la Agencia Espacial Europea.