A los hispanos sí les importa el planeta

A los hispanos sí les importa el clima

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SHUTTERSTOCK
    Agricultores cosechan coliflores en Salinas, California.

    El periódico The New York Times publicó este martes un artículo en el que sostiene que a la población hispana de Estados Unidos le importa -y mucho- el cambio climático. Es un asunto personal.

    Su primer ejemplo es Alfredo Padilla, quien creció en Texas como agricultor migrante que recogía remolacha en Minnesota todos los veranos con sus padres.

    Padilla no ha olvidado los dolores que le causaba la labor ni como el clima -muy poca o demasiada lluvia- afectaba al sustento familiar.

    Ahora que es un abogado de seguros en Carrizo Springs, Texas, ha dicho que le preocupa el calentamiento global.

    "Obviamente está ocurriendo, las inundaciones, las sequías sin precedentes", señaló al New York Times Padilla, quien concuerda con la ciencia en que las actividades humanas son la principal causa del cambio climpatico.

    "Y todo esto afecta más a los pobres", señala. "Los empleos se basan más en el clima; y cuando hay huracanes o inundaciones, ¿quiénes la pasan peor? Los que viven en las zonas más pobres".

    Para él, las autoridades deberían asumir el liderazgo al enfrentar los problemas ambientales, en lugar de hacer declaraciones vacías.

    Otros hispanos en el país se hacen eco de las preocupaciones de Padilla, según una encuesta del mes pasado realizada por el New York Times, la Universidad de Stanford y del grupo de investigación ambiental no partidista Resources for the Future.

    [Tema relacionado: Fenómenos extremos, ¿cambio climático?]

    Estos hallazgos podrían tener implicaciones significativas en la campaña presidencial del 2016, tanto para el Partido Demócrata como para el Republicano, si desean atraer los votos de los hispanos, particularmente en estados como Florida y Colorado, cuya importancia será decisiva en el resultado electoral, indica el New York Times.

    La encuesta también muestra el desafío para los potenciales candidatos republicanos, incluidos dos hispanos (Marco Rubio y Ted Cruz, además de Jeb Bush, que no es hispano pero está casado con una mexicana y habla perfecto español), muchos de los cuales cuestionan o niegan las bases científicas del concepto de que los humanos causaron el calentamiento global.

    La encuesta encontró que los hispanos tienen más probabilidades que los blancos no hispanos de ver el calentamiento global como un problema que les afecta personalmente. También halló que es más probable que apoyen políticas encaminadas a frenarlo, como impuestos y regulaciones a la contaminación de gases del efecto invernadero.

    Por ejemplo, 54% de los hispanos encuestados consideran que el calentamiento global es extremadamente o muy importante personalmente para ellos, contra 37% de los blancos.

    Siguiendo la misma línea, más hispanos que blancos se identifican como demócratas, y los demócratas tienen más probabilidades que los republicanos e independientes de decir que el gobierno debería combatir el cambio climático.

    La creencia de que el medio ambiente es mayormente una preocupación de los liberales blancos y opulentos queda obsoleta ante esta tendencia.

    [Tema relacionado: El 2014 batió récords de calor]

    Así también queda atrás el "estereotipo de que los latinos no son conscientes de estos asuntos o no les preocupa", según expresó Gabriel Sánchez, profesor asociado de Ciencias Políticas en la Universidad de Nuevo México, en entrevista con el New York Times.

    Y la razón de la preocupación de los hispanos por el calentamiento global es que los hispanos suelen vivir en áreas directamente expuestas a la contaminación, como los vecindarios cerca de las autopistas y plantas de energía, según Sánchez y otros.

    Y no sólo les preocupa el efecto del calentamiento global en EEUU, donde viven, sino en América Latina y el Caribe, de donde son sus raíces y a donde muchos de ellos envían sus remesas.

    [Tema relacionado: Conoce el avión que vuela con energía solar]

    El presidente Obama ha propuesto una inversión de $3,000 millones para combatir el cambio climático en los países pobres.

    Mientras los congresistas republicanos han criticado este plan, dos terceras partes de los encuestados hispanos están de acuerdo con que el gobierno estadounidense ayude a esos países, y la misma proporción de encuestados blancos es contraria a semejante asistencia.

    El New York Times cita nuevamente al profesor Sánchez, en el sentido de que los políticos en EEUU deberían tener mucho cuidado antes de ignorar el tema del medio ambiente, ya que estarían ignorando algo que interesa a un considerable segmento de la población: los hispanos.

    [Tema relacionado: Diez plantas que limpian el aire]