Mantienen búsqueda de jóvenes navegantes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La Guardia Costera de Estados Unidos ha dicho que mantiene la búsqueda de dos navegantes adolescentes de Júpiter que desaparecieron frente a la costa de la Florida el pasado viernes 24 de julio, después de que reportes de prensa de la agencia AP, aseguraron que la búsqueda había sido suspendida.
    Los adolescentes desaparecieron después que su bote apareció vacío. La Guardia Costera extendió el miércoles el área de exploración al norte de las costas de Carolina del Sur y solicitó a los barcos en el Atlántico que reporten cualquier indicio que posibilite el rescate.

    La regla generalizada es que los seres humanos pueden sobrevivir tres días sin agua y tres semanas sin alimentos, dijo un experto, pero abundan los casos que superan esos límites, especialmente si tienen suministros, usan chalecos salvavidas o pueden aferrarse a algo. Se ignora si Perry Cohen y Austin Stephanos, ambos de 14 años, entran en alguna de esas categorías.

    "La gente no deja de sorprenderte", comentó Laurence González, que escribió cuatro libros sobre supervivencia. "Uno piensa `seguramente este tipo está muerto' y vas y lo encuentras vivo".

    También puedes ver: Balseros “interrumpen” grabación en la playa

    Inspeccionar la vastedad del océano es una tarea larga y tediosa. El miércoles, mientras se ampliaba la zona de búsqueda, los guardias revisaron las cercanías de la isla Tybee, Georgia, donde algunos testigos dijeron haber visto algo flotando en el agua el martes al anochecer, dijo el suboficial de la Guardia Costera Anthony Soto. Pero no se halló nada.

    El martes por la mañana los ocho tripulantes del avión Hércules C-130 de la Guardia Costera con sede en Clearwater, Florida, partieron hacia el este e inspeccionaron las aguas desde baja altura, a unos 150 metros (500 pies).

    "Uno busca con la misma pasión como si tu madre estuviera allí abajo", comentó el suboficial Garrett Peck.

    La Guardia Costera pasó el día buscando a los niños mientras sus familias coordinaron búsquedas aéreas por su cuenta, tras insistir en que los dos chicos son marinos competentes y atléticos. Pero todas las búsquedas fueron infructuosas.

    La saga comenzó el viernes. Un frente de tormentas pasó sobre el área esa tarde y cuando los adolescentes no regresaron a tiempo se alertó a la Guardia Costera.

    El bote de 6 metros (19 pies) fue hallado volcado el domingo frente al islote Ponce, a más de 290 kilómetros (180 millas) al norte de donde los muchachos iniciaron su viaje.