Balacera mata a madre embarazada y abuela

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Decenas de policías y detectives llegaron al lugar del sangriento hecho, como así varias ambulancias.

    Una madre y una abuela terminaron muertas a raíz de una balacera en Chicago el lunes a la noche, que dejó además varios heridos, entre los cuales se hallaba un bebé de 11 meses.

    Según confirmó la policía de esa ciudad, la familia regresaba de un paseo y estaban saliendo de un vehículo estacionado, cuando de repente otro automóvil pasó por el lugar y desde su interior dispararon hacia el grupo familiar.

    El sangriento hecho ocurrió en la zona conocida como Barrio de las Empacadaoras, a la altura de 5300 South Aberdeen, alrededor de las 7:15. De acuerdo a reportes de la policía, tal como informa el diario Chicago Tribune en su página web, la mujer tenía 23 años -madre del bebé herido- y la abuela tenía 42.

    La mujer se encontraba embarazada al momento de su muerte. 

    Chicago: balacera deja una madre y una abuela muertas

    Chicago: balacera deja una madre y una abuela muertas
    La ola de violencia no cesa en la Ciudad de los Vientos: dos mujeres murieron el lunes a la noche a raíz de un tiroteo. (Publicado martes 29 de septiembre de 2015)

    Se estima que en el barrio han ocurrido al menos 16 homicidios en los últimos días.

    'Venían a su hogar de una salida. Esta familia fue atacada por desconocidos. En un segundo, dos generaciones de la familia de ese bebé fueron borradas del mapa', dijo el Jefe de Detectives asistente, Eugene Roy, según el Chicago Tribune.

    Mientras, un hombre de 25 años fue herido en ambas piernas por los disparos, como así también otro hombre, herido en el estómago. Una de estas víctimas se encontraba en estado crítico.

    Por el momento, no se han registrado arrestos relacionados con el sangriento hecho.

    La ciudad de Chicago ha pasado por un verano marcado por la violencia. Según datos de varias fuentes, se estima que han ocurrido poco más de 320 homicidios, un 22% más que el año pasado.

    El número de tiroteos también mostró un aumento respecto del año anterior: 1,625 casos, un 17% más.