Vídeo capta a ISIS destruyendo obras milenarias

Vídeo capta a ISIS destruyendo obras milenarias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Extremistas del grupo Estado Islámico secuestraron a más cristianos en el norte de Siria en los últimos tres días, por lo que ahora tienen a más de 220 rehenes, dijeron el jueves activistas.

    Al mismo tiempo, los milicianos también difundieron un vídeo donde muestran la destrucción del patrimonio de las tierras que ahora están bajo su control. En el vídeo se ven hombres utilizando mazos para machacar antiguas estatuas mesopotámicas y otros artefactos en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

    El vídeo, que coincide con los crecientes temores por el destino de cristianos asirios secuestrados en Siria, generó una nueva ola de temor en la región, en particular entre las minorías que se sienten bajo la mira del grupo.

    "Daesh está destruyendo la herencia asiria en Mosul, y al mismo tiempo los está eliminando geográficamente de la faz del planeta", dijo Osama Edward, director de la Red Asiria para los Derechos Humanos en Siria. Daesh es el acrónimo del Estado Islámico en árabe.

    Vídeo: ISIS destruye obras milenarias

    Vídeo: ISIS destruye obras milenarias
    El vídeo muestra a yidahistas del Estado Islámico usando mazos y martillos para destruir estatuas. (Publicado lunes 16 de marzo de 2015)

    [Tema relacionado: Estado Islámico recluta a niños]

    Unos 200 asirios y otros cristianos se reunieron en una iglesia al este de Beirut en solidaridad con las víctimas en Siria e Irak. Algunos lloraron.

    Un hombre sostenía una manta que decía: "No vamos a rendirnos, no nos quebrarán". Unos jóvenes dijeron que se están preparando para ir a Siria a luchar y ayudar a sus hermanos a defender sus hogares contra el Estado Islámico.

    La destrucción de artefactos en el museo de Mosul es parte de una campaña de los extremistas islámicos, quienes han acabado con varios santuarios -incluidos sitios sagrados musulmanes- para eliminar lo que consideran herejía. También se cree que han vendido artefactos antiguos en el mercado negro para financiar su sangrienta campaña en la región.

    En el vídeo difundido el jueves, extremistas emplean martillos y taladros para destruir varias estatuas grandes, que luego son presentadas en piezas rotas. El vídeo de cinco minutos también muestra a un hombre vestido de negro en un sitio arqueológico en Mosul, taladrando y destruyendo un toro alado -una deidad protectora asiria- que se remonta al siglo VII antes de Cristo.

    El vídeo fue difundido en redes sociales afiliadas al Estado Islámico. Aunque The Associated Press no pudo verificar el contenido de la grabación de forma independiente, parecía ser auténtico.

    Un profesor de la Escuela de Arqueología en Mosul confirmó a la AP que los dos sitios que aparecen en el vídeo son el museo de la ciudad y un lugar conocido como la Puerta Nirgal, una de las diversas puertas de la capital del imperio asirio, Nínive.

    "Estoy totalmente impactado", dijo Amir al-Jumaili por teléfono cerca de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak. "Es una catástrofe. Con la destrucción de estos artefactos, ya no podemos estar orgullosos de la civilización de Mosul", comentó.

    Muy pocas de las piezas del museo no son genuinas, señaló.

    Mientras, en Siria crece el temor por los cristianos secuestrados, que ya suman al menos 220, de acuerdo con activistas.

    El grupo Estado Islámico empezó a secuestrar a asirios el lunes, cuando sus integrantes atacaron una serie de localidades asentadas a orillas del río Jabur, provocando la huida de miles de personas a zonas más seguras.

    Yunan Talia, un alto funcionario de la Organización Democrática Asiria, dijo que la milicia atacó 33 localidades asirias, capturando a unas 300 personas. Edward, de la Red Asiria para los Derechos Humanos en Siria, dijo que ellos tienen documentados los nombres de 255 personas desaparecidas.

    Esta organización indicó que el grupo de secuestrados fue trasladado a la ciudad de Shaddade, una localidad mayoritariamente árabe al sur de Hassake y que es controlada por el Estado Islámico. Sin embargo, el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos dijo que seguían estando retenidos en la cercana Mt. Abdulaziz.

    Un asirio residente en Beirut cuyos padres y hermana están entre la decena de familiares que han sido secuestrados dijo que el lunes llamó al teléfono móvil de su padre y un hombre respondió: "Este es el Estado Islámico". El hombre brevemente puso al padre del asirio en la línea y éste dijo aterrado que no se preocupara, que los estaban tratando bien. Los teléfonos de sus otros familiares están apagados. El residente en Beirut habló a condición de que se respete su anonimato porque teme por la vida de sus familiares.