Un niño muere congelado tras escaparse de casa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Fotografía de fecha desconocida facilitada por la policía de Toronto, que muestra al pequeño Elijah Marsh de Toronto (Canadá).

    TORONTO, Canadá.- Un niño de tres años murió en Toronto por congelación tras escaparse de casa de madrugada con sólo una camiseta y un pañal bajo una temperatura de -28 grados centígrados, un suceso que ha conmocionado a Canadá.

    El cuerpo congelado de Elijah fue encontrado alrededor de las 10.30 de la mañana del jueves (15.30 GMT del jueves), seis horas después de que se escabullera de su casa mientras su familia dormía.

    La Policía explicó que el pequeño, que salió al exterior solo con una camiseta, un pañal y unas botas, fue encontrado acurrucado en la esquina del jardín de una vivienda cercana. 

    Imágenes de una cámara de seguridad del edificio donde vive su familia muestran al niño abriendo la puerta alrededor de las 04.30 de la madrugada (10.30 GMT) cuando la temperatura en las calles de Toronto era de unos -28 grados con el efecto viento.

    A esas temperaturas, las partes expuestas a la intemperie del cuerpo humano se congelan en unos 10 minutos.

    Ni las autoridades ni la familia han señalado el motivo por el qué Elijah decidió emprender la aventura de salir del domicilio familiar de madrugada.

    La familia de Elijah y la Policía de Toronto habían iniciado una frenética búsqueda del pequeño cuando se descubrió su desaparición, alrededor de las 07.30 de la mañana (11.30 GMT).

    Decenas de agentes de Policía y voluntarios participaron en la búsqueda que terminó con el hallazgo del cuerpo sin vida del niño, lo que ha conmocionado al país.

    El ministro de Economía de Canadá, Joe Oliver, declaró que "la pérdida de un niño o un nieto es algo inimaginable. Estamos con la comunidad que está llorando su pérdida".

    El alcalde de Toronto, John Tory, se dirigió a la familia del pequeño por Twitter: "Los pensamientos y oraciones de Toronto están con ustedes en este difícil momento".

    Muchos ciudadanos también recurrieron a Twitter para expresar sus pensamientos con el "hashtag" #RIPElijah.

    Toronto, y gran parte de Canadá, se están enfrentando a uno de los meses de febrero más fríos de su historia, con temperaturas que están llegando hasta los -37 grados centígrados con el efecto viento en la mayor ciudad canadiense.

    En lo que va de invierno, la ciudad se ha visto obligada a emitir 26 advertencias de frío extremo, cuando las temperaturas descienden por debajo de -30 grados con el efecto viento.

    Varias personas, entre ellas al menos tres sin techo, han muerto este invierno en Toronto por las bajas temperaturas.