Los ojos del mundo llegan a un planeta enano

Los ojos del mundo llegan a un planeta enano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NASA

    La nave espacial Dawn (Amanecer) entró suavemente este vienes a la órbita del planeta enano Ceres.

    La llegada de la nave, enviada por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA), fue tan tranquila como el suave brillo azul de sus motores iónicos.

    Ocho años y 3,000 millones de millas después dce su lanzamiento, la sonda cuadrada fue atraída por la fuerza gravitacional de Ceres a las 7:39 a.m. ET, indicó Marc Rayman, el ingeniero en jefe de Dawn y director de la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

    Una hora después se confirmó que la nave estaba posicionada correctamente para su encuentro con Ceres, durante uns sesión rutinaria de comunicación con el laboratorio.

    Pero debido al impulso suave y firme del sistema de propulsión de Dawn, nunca se cuestionó demasiado que la mecánica orbital funcionara como esperaban Rayman y su equipo.

    No fue una inserción orbital típica.

    "Usualmente, se produce una maniobra grande, estrepitosa, como un latigazo" expresó Rayman. "Pero la mayor parte del tiempo Dawn vuela en esta columna de iones de xenón verde azulados, como una nave espacial de ciencia-ficción.

    "Creo que es un hermoso paso de ballet celestial de dos bailarines, una escena que vale la pena imaginar. Es tan diferente a lo que nos hemos acostumbrado en cinco décadas de exploración espacial".

    Tampoco es el típico objetivo de una misión interplanetaria. Ceres es una clase de mundo que nunca antes se ha visitado.

    Con un diámetro de 590 millas, es uno de los objetos más grandes en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter, a unas 250 millone de millas del Sol.

    Cuando Ceres fue descubierto en 1801, lo consideraron uno de los principales planetas, pero al aparecer más asteroides, salió de esa lista.

    En 2006, la Unión Astronómica Internacional clasificó a Ceres como un planeta enano, junto con Plutón, porque es lo suficientemente grande para mantener una figura redonda pero no se destaca necesariamente entre la multitud celestial.

    [Tema relacionado: NASA, imágenes de la semana]

    ¿Podrá el acercamiento de Dawn a Ceres cmabiar nuevamente su estatus planetario? A Rayman no le importa mucho la nomenclatura. "Como sea que lo llamen, es algo muy especial", dijo.

    Ceres podría tener una gran reserva de agua debajo de su corteza de cráteres. Y al inicio del sistema solar, podría haber sido incluso apto para la vida.

    El estudio del planeta enano podría brindar nuevos conocimientos sobre cómo se formó el sistema solar.

    También nos queda el mayor misterio de Ceres: un par de manchas que brillan como reflectores alienígenas cuando les da el sol en cierto ángulo.

    "Qué bueno tener tan intrigante misterio", comentó Rayman. "No puedes dejar de mirarlos sin sentirte fascinado".

    Dawn también tiene la distinción de ser la primera sonda en girar en torno a las órbitas de dos mundos más allá de la Tierra.

    En la primera parte de su misión -de $473 millones- Dawn pasó 14 meses elaborando la cartografía de Vesta, el segundo objeto más grande en el cinturón de asteroides.

    Después continuó su viaje, disparando su propulsor iónico para el trayecto de tres años entre ambos asteroides.

    El motor de iones no es adecuado para llegar a ninguna parte con una ráfaga de la energía. El máximo impulso propulsivo es prácticamente igual al peso de un trozo de papel sobre la palma de la mano.

    Pero los motores iónicos activados por energía solar aumentan la velocidad constantemente con el tiempo. Rayman señala que la velocidad total de Dawn desde su lanzamiento en 2007 alcanza las 23,800 millas por hora.

    "Eso se puede comparar con las 17,500 mph que le toma para llegar de la superficie terrestre a la órbita baja de la Tierra", puntualizó.

    En estos momentos, Dawn ha equiparado tanto a la vía orbital de Ceres, que está viajando a apenas 100 millas por hora en relación al planeta enano.

    Debido a ese impulso ligero pero firme, su ingreso a la órbita el viernes fue como cualquier día en la oficina.

    "Aunque es importante y un hito histórico desde la perspectiva de la exploración del cosmos por la humanidad, desde el punto de vista de la nave no es diferente", explicó Rayman.

    Sólo se dispuso que una persona estuviera de guardia en el control de la misión del laboratorio cuando Dawn entró a la órbita. Y no fue Rayman.

    Dawn está ahora a 40,000 millas de Ceres, acercándose al planeta enano desde su lado oscuro. Por esa razón, no habrá nada que ver ni fotografiar hasta el 10 de abril, cuando la cámara de la sonda capte algunas imágenes de su cuarto creciente con fines de navegación.

    La misión cartográfica comienza de verdad el 23 de abril, cuando Dawn se estabilice en una órbita de polo a polo de 8,400 millas.

    La nave alternará campañas de observación con maniobras orbitales, progresando hasta llegar en noviembre a una altitud de apenas 235 millas.

    La principal misión de Dawn está programada para terminar en junio del 2016, pero podría seguir observando a Ceres durante meses o incluso años, hasta quedarse sin combustible en su sistema propulsor.

    Incluso entonces, la nave permanecerá en una órbita estable alrededor de Ceres durante décadas.

    Se espera que el final de Dawn, al igual que su ingreso a la órbita de Ceres este viernes, no sea dramático.

    "El drama no se trata de si esta misión triunfe o fracase", concluyó Rayman. "No es que alguna pequeña falla vaya a condenar la misión. Para mí, el drama está en la oportunidad de explorar unn misterioso mundo alienígena que nos ha atraído durante más de dos siglos, y finalmente tenemos un embajador robótico terrestre que respondió a la invitación".