¿Y tus seguidores? Instagram borra cuentas falsas

Seguidores en picada, Instagram elimina cuentas falsas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    Miles de usuarios de Instagram se despertaron con la sorpresa de que tenían menos seguidores luego que la compañía reveló que había completado una cacería para eliminar millones de cuentas fantasmas o falsas.

    Es decir que cuentas de famosos como Justin Bieber están entre los afectados por esta poda masiva efectuada para acabar con usuarios ficticios. En un comunicado publicado en el sitio de Instagram se lee: "Cuando eliminamos cuentas de Instagram que no siguen normas de la comunidad, es posible que veas una disminución de tu cantidad de seguidores. Esto no debiera afectar la participación que recibes de las cuentas auténticas que hacen click en 'me gusta' y comentan sobre tus posts".

    Como Business Insider ha revelado, una gran cantidad de estas cuentas fueron desactivados por Instagram hace un tiempo: todo lo que está ocurriendo es que están ahora siendo borradas. Pero mientras continuaba la ofensiva de Instagram sobre las cuentas denominadas "spam", los usuarios angustiados le pedían a la compañía que detuviera la eliminación de cuentas.

    Mientras tanto, las cuentas de las celebridades han tenido el mayor impacto. Instagrammers populares como Kendall y Kylie Jenner han perdido cientos de miles de seguidores, y muchos famosos han perdido millones.

    El desarrollador web Zach Allia ha creado una infografía para esbozar el daño a 100 cuentas más populares de Instagram y las celebridades claramente han sido las más afectadas.

    Ahi puedes ver que la base de fans de Instagram de Justin Bieber se desplomó en 3,5 millones de aficionados en las últimas 36 horas. La cantidad de seguidores de Akon se redujo a 1,9 millones de 4,3 millones. El rapero Mase perdió tantos seguidores que decidió eliminar su cuenta por completo. De acuerdo con un usuario de Twitter, la cuenta de Mase se redujo a 100,000 seguidores de 1,6 millones en cuestión de 20 minutos.

    "Este baño de sangre de Instagram es hilarante", dijo Josh Ostrovsky, un popular usuario con 2,2 millones de seguidores. "Esto debería ser una fiesta nacional", agregó. "Todos sabemos quien compró seguidores, así que hoy sólo corrobora las sospechas de todos. Así que hay muchas personas perdiendo sus seguidores, viendo sus mundos digitales desmoronarse. Hoy es día muy divertido".

    En un correo electrónico a Business Insider, un representante de Instagram reiteró que el servicio lo que hizo fue simplemente quitar cuentas que violaban sus normas de la comunidad.