Restricciones para el uso de agua en California

Restricciones para el uso de agua en California

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El gobernador Jerry Brown ordenó a las autoridades imponer restricciones obligatorias al consumo de agua en California por primera vez en la historia, en momentos en que se detectó el nivel más bajo de nieve en la Sierra Nevada en los 65 años en que se ha llevado un registro.

    De pie sobre césped seco en un sitio que en esta época del año debería estar cubierto de nieve, Brown anunció que había firmado una orden ejecutiva que exige a la Junta Estatal de Control de Recursos Acuíferos implementar medidas en ciudades y poblados para recortar el uso de agua total del estado en un 25% en comparación con los niveles de 2013.

    La medida impactará a residentes, comercios, granjas agrícolas y otros usuarios.

    "Estamos en una sequía histórica y eso exige acción sin precedentes", señaló Brown en una conferencia de prensa en Echo Summit en la Sierra Nevada, donde funcionarios de recursos acuíferos del estado no encontraron nieve en el terreno por primera vez en su revisión manual de abril a la acumulación de nieve. "Debemos trabajar en equipo y ahorrar agua de cualquier manera posible", dijo.

    Vídeo: Restricciones para el uso de agua en California

    Vídeo: Restricciones para el uso de agua en California
    El gobernador Jerry Brown implementa mano dura para proteger el vital líquido y quien no haga caso enfrentará la justicia. Aquí lo más reciente de esta crisis en California. (Publicado miércoles 1 de abril de 2015)

    [Tema relacionado: California necesita trillones de galones de agua]

    Después de declarar una emergencia por sequía en enero de 2014, Brown exhortó a todos los californianos a recortar el uso de agua en 20% con respecto al año anterior.

    A pesar de regulaciones cada vez más rigurosas impuestas por el estado a agencias locales distribuidoras de agua, el uso total ha disminuido apenas la mitad de esa cantidad, lo que motivó a Brown a ordenar medidas más fuertes por parte de la junta estatal de control de agua.

    "Estamos en una nueva era; la idea de tener uno un pequeño prado verde que recibe agua todos los días, eso va a ser cosa del pasado", enfatizó Brown.

    La orden requerirá a instalaciones universitarias, campos de golf, cementerios y otros sitios con jardines extensos que reduzcan significativamente el uso del agua; ordena a gobiernos locales reemplazar 4.6 millones de metros cuadrados (50 millones de pies cuadrados) de prados con jardines que soporten la sequía; y crea un programa temporal de rebaja de precio a consumidores que reemplacen viejos electrodomésticos de alto consumo de agua por unos más eficientes.