Raúl Castro, negocios y política en Nueva York

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    CORTESíA OFICINA DEL GOBERNADOR
    Raúl Castro y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, durante su encuentro de la tarde del viernes en la misión cubana en Naciones Unidas.

    El gobernante cubano Raúl Castro y Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, se reunieron en la tarde de este viernes  para discutir temas de la apertura económica y la evolución de las relaciones entre ambos países.

    La reunión entre Castro y Cuomo transcurrió en la sede de la misión cubana en Naciones Unidas en Nueva York. Cuomo estuvo acompañado por Howard Zemski, principal funcionario de desarrollo económico de su administración.

    No trascendieron más detalles del encuentro, que se extendió por cerca de una hora, según dijeron fuentes del equipo de Cuomo.

    Raúl Castro acogió a Cuomo luego de asistir al discurso del Papa Francisco ante el plenario de la Asamblea General de Naciones Unidas, con la asistencia de unos 130 líderes mundiales. Castro arribó a Nueva York al mediodía del jueves y debe hacer una intervención este sábado, a las 10 a.m., en la Cumbre sobre la Agenda Post 2015.

    Cuomo ha sido un abanderado de las relaciones y los negocios con Cuba en Estados Unidos.  El pasado abril viajó en una misión comercial de dos días, convirtiéndose en  el primer gobernador estadounidense en visitar la isla desde el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana. En esa ocasión, la misión de Cuomo en Cuba le costó $116,113 dólares al contribuyente estadounidense, según datos del Consejo Económico y Comercial Cuba-EEUU, con sede en Nueva York.

    El programa de Raúl Castro durante su segundo día en Estados Unidos incluyó también encuentros con los  congresistas Barbara Lee (California), James McGovern (Massachusetts)  y  Jose Serrano, Charles Rangel, Nidia Velázquez  y  Gregory Meeks (New York), y los senadores Pat Leahy (Vermont) y Heidi Heitkamp (Nrth Dakota),  todos fervientes partidarios de la normalización de relaciones y promotores de un cambio de política hacia Cuba.

    Además, dialogó con el presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, y una amplia delegación del país africano. Nyusi y Castro abordaron “las relaciones bilaterales y temas de interés internacional”, según medios oficiales cubanos.

    La Televisión Cubana mostró en su noticiero de la noche imágenes de los encuentros sostenidos por Castro durante la jornada del viernes, exceptuando la reunión con el presidente venezolano Nicolás Maduro, la cual aparece mencionada este sábado, con foto incluida, en el diario oficial Granma.

    El domingo 27 tiene fijado un encuentro con representantes de la emigración cubana, entre ellos varios representantes de organizaciones de Miami,  en la sede de la representación cubana en Naciones Unidas. Entre los activistas invitados figuran Max Lesnik, Lorenzo Gonzalo, Elena Freyre y Andrés Gómez, entre otros.

    Castro está programado para hablar ante el plenario de la ONU el próximo 28 de septiembre en la sesión de la tarde, horas después del discurso del presidente estadounidense Barack Obama.

    Y aunque no se ha previsto un encuentro formal, tanto la cancillería cubana como la Casa Blanca han dicho que ambos mandatarios podrían intercambiar palabras e interactuar entre ellos, aprovechando la sesión de la ONU.

    “Nuestra expectativa es que el presidente tendrá la oportunidad de ver al presidente Castro en algún momento en que ambos estén allí”, dijo Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, durante un encuentro con la prensa.

    Obama tiene prevista una cena de bienvenida a los jefes de Estado participantes en el foro de Naciones Unidas y Raúl Castro debe estar entre los invitados.

    Coincidiendo con la visita de Castro a Nueva York, la Cámara de Comercio de Estados Unidos anunció la creación de un consejo empresarial para mejorar las oportunidades de negocio de compañías estadounidenses en Cuba. La entidad trabajará en relación con el Congreso para tratar de desbloquear las restricciones comerciales y crear empleos en ambas naciones, a la vez que instará al gobierno cubano a  realizar cambios que reduzcan el control gubernamental sobre los negocios privados.

    Tom Donohue, presidente de la Cámara de Comercio y quien viajó a Cuba el pasado año, afirmó que este consejo tiene “una oportunidad histórica para apoyar a los emprendedores independientes” en la isla”.

    Una delegación de Cuba, encabezada por Orlando Hernández Guillén, presidente de la Cámara de Comercio de la República de Cuba, asistió a la constitución del consejo. Guillén destacó las oportunidades de comercio e inversión que se abrirían a las empresas estadounidenses cuando se elimine el embargo.