Primer paso para víctima de bombas en Boston

Primer paso para víctima de atentados en Boston

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    A Rebekah DiMartino, de 27 años, ya se le habían practicado 17 cirugías tratando de salvarle su extremidad. Ahora puede caminar gracias a una prótesis. (Publicado viernes 2 de enero de 2015)

    BELLAIRE (Texas) - Una sobreviviente de los atentados contra el maratón de Boston de 2013 dio sus primeros pasos al usar una nueva prótesis en Texas, donde hace casi dos meses le amputaron la pierna.

    Para Rebekah DiMartino, cada paso es como un mini-milagro, una victoria tras otra. Ella está de pie sobre su pierna nueva, lo que significa nuevas posibilidades en su vida, una vida que casi se truncó durante el trágico día de las explosiones. DiMartino y su familia estaban a sólo unos metros de la línea de meta cuando las dos bombas explotaron.

    Al momento del bombazo, era una simple espectadora de la carrera atlética. Su hijo, ahora de 7 años , y su novio, Peter DiMartino, también resultaron heridos, pero la mujer tenía las lesiones más graves. Ella utilizó una silla de ruedas, muletas y un aparato ortopédico durante su recuperación.

    Ahora ella afirma que "para mí estar tan cerca de algo que podría haberme destruido y que sólo me permitió ser más fuerte". Y añadió: "El día que tomé la decisión de cortarla es la mejor cosa que he hecho para mí, porque yo estaba dejando de lado lo que me estaba frenando". DiMartino se sometió a 17 operaciones para intentar salvar su pierna.

    Dejar ir era la única manera de avanzar. Ahora se llena de fuerza gracias a su entrenador, que también es un amputado, y recibe el apoyo de su familia.

    Su madre, Tina Gregory, tiene un mensaje especial que ha diseñado para la nueva pierna ortopédica de Rebekah. "Mi mamá bordó una pieza que va a ir en el frente de la prótesis que dice 'Bendecida', porque eso es lo que soy".

    Gregory comentó que "sólo fuimos bendecidos. Fue de esa manera en Boston y de esa manera en Houston y ha sido de esa manera todos los días desde entonces".

    Con su nueva pierna, DiMartino sólo tiene una resolución de Año Nuevo, valorar la vida al máximo.