Por culpa de camello se perdió 6 días en desierto

El señor salió de un vehículo que conducía su hermano el miércoles al atardecer para perseguir a un camello.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un cazador deportivo de 62 años sobrevivió seis días sin tomar agua y comiendo hormigas tras perderse bajo un intenso calor en el remoto y árido interior de Australia, dijo el martes la policía. (Video en inglés) (Published martes 13 de octubre de 2015)

    PERTH (Australia) -- Un cazador deportivo de 62 años sobrevivió seis días sin tomar agua y comiendo hormigas tras perderse bajo un intenso calor en el remoto y árido interior de Australia, dijo el martes la policía.

    Reg Foggerdy salió de un vehículo que conducía su hermano el miércoles al atardecer para perseguir a un camello en el Gran Desierto de Victoria, en el estado Australia Occidental, dijo el responsable de la policía, Andy Greatwood.

    Rastreadores de la policía encontraron al ex minero sentado bajo un árbol el martes por la mañana, a nueve millas de donde se había perdido.

    "Pasó los dos últimos días debajo de un árbol comiendo hormigas negras que lo mantuvieron con vida", dijo Greatwood. "Cuando lo encontramos, estaba severamente deshidratado, desorientado y básicamente delirando". No bebió agua durante seis días.

    Un paramédico le administró fluidos vía intravenosa y se recuperó rápidamente. "La buena noticia es que estaba sentado y hablando", explicó Greatwood.

    Foggerdy fue trasladado por aire al hospital regional de Kalgoorlie para recibir atención médica. Los detalles de su estado no estuvieron disponibles de inmediato. La esposa del cazador, Arlyn, consideró "un milagro" la supervivencia de Foggerdy.

    Los hermanos conducían de regreso a su campamento a 110 millas al este de la localidad más cercana, Laverton, tras un día de caza cuando Foggedy desapareció vestido únicamente con una camiseta, pantalón corto, una gorra y chanclas. Las temperaturas alcanzaron los 37 grados Celsius (99 Fahrenheit), dijo Greatwood.

    Greatwood no especuló sobre cuánto tiempo más podría haber sobrevivido Foggerdy. Los camellos fueron llevados a Australia en el siglo XIX como animales de carga para colonizar el seco interior del país. Cientos de miles de camellos salvajes viven ahora libremente en zonas remotas.

    • En otro tema de interés: ¿Intruso a la vista? Neutralízalo como una “ninja”. Eso fue lo que hizo esta mujer. Detalles aquí.