Peña Nieto: Una relación personal con los Castro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El presidente mexicano Enrique Peña Nieto asiste II Cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en Bruselas.

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se mostró este jueves a favor del "respeto a los derechos humanos" en Venezuela en una entrevista en la que apoyó el deshielo entre EEUU y Cuba, y confesó tener una relación "personal bastante buena y positiva" con los Castro.

    Marcando claramente las diferencias entre Venezuela y Cuba, Peña Nieto recalcó de entrada que con la segunda "no hay la misma vecindad geográfica" que con la primera.
    Luego se refirió a las gestiones realizadas en Caracas por el expresidente del Gobierno español Felipe González en favor de la oposición en aquel país, sobre el que pocas veces habla.

    "Los esfuerzos porque en este país al que respetamos haya pleno respeto al estado de derecho, a la democracia, siempre serán sin duda bien vistos", indicó.

    No obstante, también dejó claro que México actúa "en congruencia con lo que mandata" su Constitución "de absoluto respeto a la libre determinación de las naciones".

    En cambio, con Cuba, su presidente, Raúl Castro, y su hermano Fidel, dijo tener "una relación personal bastante buena y positiva", al recordar que se entrevistó con el primero e hizo una "visita de cortesía" al segundo en un viaje a Cuba en enero de 2014.

    Anunció que "aplaude", "reconoce" y "apoya" el deshielo de la relación entre la isla caribeña y Estados Unidos, y dijo que la intención de México es "coadyuvar" al proceso.

    De concretarse la apertura cubana, anticipó que México "traerá inversión" a la isla caribeña en sectores en los que es fuerte, como el turístico, el portuario y el de las comunicaciones.

    Peña Nieto, que se encuentra en Bruselas donde ha participado en la II Cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada el miércoles y el jueves, se mostró asimismo exultante por el desarrollo y el resultado de la elección intermedia del domingo pasado en su país.

    "Me siento con un ánimo muy renovado a partir de este resultado, por esta reafirmación de nuestra propia democracia" y "por el respaldo logrado al proyecto que estamos impulsando", dijo Peña Nieto.

    Aunque fue consultado en varias ocasiones sobre los alcances del proceso de investigación sobre los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre pasado en el estado de Guerrero (sur), remarcó una y otra vez que sus alcances corresponden a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

    Descartó además que el papa Francisco pueda mediar en el conflicto abierto por las protestas de los familiares de los jóvenes, desaparecidos en una operación coordinada por autoridades y policías locales corruptos del estado mexicano de Iguala con el crimen organizado.

    No obstante, adelantó que la cuestión de los derechos humanos será su principal "prioridad" en la segunda mitad de su gestión (2012-2018), tras congratularse por el éxito logrado por su Gobierno al aprobar doce reformas estructurales en sectores clave como la energía, las telecomunicaciones o la educación.

    Sobre la reforma educativa, causante de protestas masivas del sindicato de maestros, dijo que "nunca se ha frenado", en alusión a la suspensión a las pruebas de aptitud a los maestros públicos anunciada antes de las elecciones intermedias del domingo en su país y levantada esta semana tras los comicios.

    Argumentó que la suspensión momentánea del proceso de evaluación obedeció a "razones de orden técnico y otras de prudencia política" pero puntualizó que el plan "no se ha alterado en lo más mínimo, ni siquiera fecha alguna, para llevar a cabo las evaluaciones".

    Defendió asimismo su Sistema Nacional Anticorrupción tras la aparición de casos como el de la filial mexicana de la empresa española OHL, destapado tras la difusión de grabaciones ilegales de llamadas telefónicas de sus directivos.

    También se refirió a la visita de Estado que los reyes de España realizarán a México del 29 de junio al 1 de julio, que "fortalece y reafirma la relación histórica y entrañable" entre los dos países, sostuvo.

    Será la primera visita de Estado que los reyes Felipe y Letizia realizan a un país del continente americano desde la proclamación como monarca español en junio de 2014.

    Igualmente dijo tener "la aceptación" del papa Francisco para visitar México aunque todavía no la fecha en que se producirá esa visita.