Ola de violencia deja varios muertos en Chicago

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Un adolescente lamenta la muerte del joven Ashley Hardmon quien fue asesinado de un balazo en la cabeza el fin de semana en un barrio de Chicago.

    El fin de semana festivo del 4 de Julio dejó al menos 9 personas muertas y 46 heridas en balaceras en distintos barrios de Chicago, según informó NBC Chicago.

    Entre las víctimas, se encuentra un niño de solo siete años, quien fue alcanzado por una bala mientras estaba mirando un espectáculo de fuegos artificiales en el área de Humboldt Park junto a su padre.

    [EN FOTOS: El impacto de la violencia en Chicago]

    Amari Brown, el niño, y su padre, estaban en la vereda cuando una feroz balacera se generó alrededor de ambos. El pequeño recibió un balazo en el pecho y al parecer murió en el acto. Otra mujer también fue alcanzada por las balas y fue trasladada a un hospital cercano.

    Otra de las víctimas, de acuerdo a la filial de NBC, fue un adolescente de 17 años, quien asistía a una escuela cercana. Las autoridades policiales creen que el joven no era el blanco de las balas aunque cayó muerto por estar en el lugar y la hora equivocados.

    El fin de semana largo comenzó el jueves con el primer homicidio: un muchacho de 20 años que se encontraba en el barrio conocido como La Villita (Little Village), predominantemente latino.

    La víctima iba conduciendo su bicicleta cuando fue interceptrado por un desconocido quien comenzó a dispararle.

    Los últimos años han sido testigos de un crecimiento muy fuerte en el nivel de violencia que azota a la ciudad. Se estima que existen unos 100,000 miembros de pandillas, en comparación con 12,000 policías.

    El número de homicidios en Chicago es casi cuatro veces mayor que el de New York City y dos veces mayor que el de Los Angeles, aunque la 'Ciudad de los Vientos' es mucho más chica que las nombradas, de acuerdo a datos recogidos en diversos informes sobre el estado del nivel de violencia, como el Huffington Post.

     No te lo vas a creer: Dos excompañeros de la escuela se reencuentran en lados opuestos de la ley, uno como acusado y otra como jueza.  Haz click aquí  o presiona en la foto para conocer más de esta insólita historia.