Obispos piden desmantelar centros de detención

Obispos piden desmantelar centros de detención

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos hizo un llamado al gobierno para que desmantele los centros de detención de inmigración, pues denuncia que se han convertido en una industria que les roba a los inmigrantes su dignidad y derechos humanos.

    Cuando el Papa Francisco visite Estados Unidos en septiembre, se espera que aborde el tema de la inmigración, y eso incluye hacerse eco de las posiciones de los obispos católicos que llaman “inhumana e inmoral” la prolongada detención de mujeres y niños en centros de inmigración.

    Según los obispos, los centros de detención deben ser desmantelados, y no utilizados como una medida para disuadir la inmigración indocumentada. Aseguran que estos centros se han convertido en un negocio y son como cárceles.

    [Tema relacionado: Denuncian detención de centroamericanas]

    Vídeo: Obispos piden desmantelar centros de detención

    Vídeo: Obispos piden desmantelar centros de detención
    En un informe de 34 páginas, instaron a que se implementen medidas que fortalezcan las protecciones judiciales que honren la dignidad humana. (Publicado martes 12 de mayo de 2015)

    En un informe de 34 páginas, instaron a que se implementen medidas que fortalezcan las protecciones judiciales que honren la dignidad humana.

    Mujeres detenidas con sus hijos en Texas, entregaron a la Casa Blanca peticiones y una carta, solicitando que sus seres queridos sean puestos en libertad.

    Piden al Presidente Barack Obama: “Por favor, denos una oportunidad para demostrarle que somos madres honestas, responsables y trabajadoras”.

    [Tema relacionado: Deportaciones alcanzan nivel mínimo en 10 años]

    Entretanto, la Conferencia de Obispos Católicos recomendó programas de detención alternativos, administrados por organizaciones sin fines de lucro. También, expresó que el gobierno debe incrementar de inmediato los fondos para los tribunales de inmigración.

    Por su parte, el gobierno respondió que sus centros son “una alternativa efectiva y humana para mantener la unidad familiar mientras los detenidos pasan por el proceso migratorio o esperan la repatriación a sus países”.