Nace la hija de espía cubano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo
    Espía Gerardo Hernández y su esposa.

    La hija del agente cubano Gerardo Hernández, liberado en diciembre pasado tras 16 años de prisión en Estados Unidos, y Adriana Pérez, nació hoy en La Habana fruto de una inseminación artificial enmarcada en el acuerdo anunciado por Cuba y EE.UU. para normalizar sus relaciones diplomáticas.

    "A las 8 y 30 de la mañana de este 6 de enero nació en La Habana Gema Hernández Pérez, hija de Gerardo Hernández Nordelo y Adriana Pérez O'Connor, la mujer que esperó más que Penélope por el héroe de la Patria y de su vida", dijo la página oficial Cubadebate en una nota publicada este martes.

    La niña nació por cesárea, pesó 7,7 libras y, según comentó su padre, Gerardo Hernández, la bebé "es muy hermosa" y él personalmente tomó las primeras imágenes que aún no han circulado.

    Cubadebate señaló la "extraordinaria felicidad" que envuelve a Pérez, de 44 años, y Hernández, de 49, por el nacimiento de su primera hija, "el mayor premio a todos los sufrimientos y la espera de 16 años de injusta separación" que vivió la pareja.

    Nace la hija de espía cubano

    Nace la hija de espía cubano
    Es la hija del agente cubano Gerardo Hernández. (Publicado miércoles 7 de enero de 2015)

    El embarazo de la esposa de Hernández, quien enfrentaba una condena de dos cadenas perpetuas en Estados Unidos por espionaje, sorprendió en Cuba cuando el 17 de diciembre de 2014, el agente regresó a la isla junto a los otros dos integrantes del llamado grupo de "Los Cinco" que aún permanecían encarcelados por la misma causa.

    Las imágenes del reencuentro de Hernández y Pérez revelaron entonces su avanzada gestación, que el público cubano desconocía, pues durante los largos años de prisión del agente siempre se enfatizó en el hecho de que su esposa no había recibido nunca permiso para visitarle.

    Ante las inevitables especulaciones que surgieron en ese momento, el propio Hernández explicó a medios oficiales que a Gema "hubo que hacerla a control remoto, pero aquí está y todo salió bien", al anunciar que nacería en unas dos semanas, sin ofrecer otros detalles del modo en que fue concebida.

    Poco después, un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó que el agente cubano había sido autorizado a enviar su esperma para realizar una inseminación artificial a su esposa, quien había pedido que se le permitiera la posibilidad de tener un hijo con su marido.

    La petición de Pérez O'Connor fue transmitida al Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, por el senador demócrata Patrick Leahy y fue aprobada como parte del acuerdo histórico entre La Habana y Washington que permitió el regreso a Cuba de Hernández y otros dos agentes cubanos, a cambio de un espía preso en la isla que trabajó al servicio de Estados Unidos.

    Hernández y los otros cuatro integrantes del grupo, René González, Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino fueron detenidos en 1998 y condenados a largas penas en Estados Unidos cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI) desmanteló la red de espionaje cubana "Avispa", que actuaba en el sur de Florida.

    Todos admitieron que eran agentes del Gobierno cubano "no declarados" ante Estados Unidos, pero dijeron espiar a "grupos terroristas de exiliados" que conspiraban contra el entonces presidente Fidel Castro y no al Gobierno estadounidense.