Muere jefe de las FARC en bombardeo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 51
    Alfredo Alarcón Machado, alias "Román Ruiz"

    El máximo jefe del frente 18 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Alfredo Alarcón Machado, alias "Román Ruiz", murió este lunes en un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana en el departamento del Chocó (oeste), informaron fuentes oficiales.

    Según confirmaron fuentes militares, hubo un bombardeo en la zona del Chocó, y la información preliminar es que hay cinco guerrilleros muertos, uno de los cuales al parecer es alias "Román Ruiz".

    Alarcón Machado está considerado el número dos de Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias "Pastor Alape", uno de los negociadores de las FARC en los diálogos de paz que esa guerrilla mantiene con el Gobierno desde hace 30 meses en Cuba, según medios locales.

    La fuente agregó que están tratando de confirmar que uno de los cinco muertos es Alarcón Machado.

    Alias "Román Ruiz" llevaba más de 30 años en la guerrilla y era el sucesor de alias "Iván Ríos", líder guerrillero que murió el 3 de marzo de 2008 a manos de su jefe de seguridad, conocido con el alias de "Rojas", quien le amputó una mano al cadáver para cobrar una recompensa.

    Este es el tercer golpe propinado por las Fuerzas Armadas a las FARC en los últimos cinco días, en los que en tres bombardeos de la Fuerza Aérea han muerto cerca de 40 miembros de esa guerrilla.

    El pasado jueves, al menos 26 integrantes de las FARC murieron en un bombardeo en Guapi, departamento del Cauca (suroeste) y el sábado otros ocho cayeron en una ataque similar en Segovia (Antioquia, noroeste), a los cuales se suman los cinco de hoy.

    El Chocó, donde se llevó a cabo la nueva operación militar, es una agreste región selvática en la que las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país, tienen una fuerte presencia.

    En ese departamento, las FARC secuestraron en noviembre de 2014 al general Rubén Darío Alzate junto al cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego.

    El secuestro de Alzate paralizó temporalmente las negociaciones de paz, que solo fueron retomadas cuando el general fue liberado junto a Rodríguez y Urrego.