México descarta distanciamiento del Vaticano

México descarta distanciamiento del Vaticano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    "México tiene con el Vaticano un diálogo muy cercano en una gran amplitud de temas, y lo que nos planteamos justamente con la nota es abrir un espacio de diálogo", dijo el canciller mexicano José Antonio Meade a reporteros.

    México descartó el martes cualquier alejamiento en las relaciones con el Vaticano por el envío de una nota diplomática a la Santa Sede por supuestos comentarios del papa Francisco sobre el riesgo de una "mexicanización" de Argentina ante el incremento del narcotráfico en la nación sudamericana.

    "México tiene con el Vaticano un diálogo muy cercano en una gran amplitud de temas, y lo que nos planteamos justamente con la nota es abrir un espacio de diálogo", dijo el canciller mexicano José Antonio Meade a reporteros.

    El funcionario dijo que el gobierno espera "tener una aclaración de cuáles son exactamente los temas que preocupan y cómo podemos superarlos juntos". Interrogado sobre si había algún distanciamiento con el Vaticano, el canciller señaló que "no, no hay ninguno".

    Meade anunció el lunes que se enviaría la nota diplomática al Vaticano y el martes la oficina de prensa de la cancillería informó a The Associated Press que ya había sido entregada.

    En una presunta carta privada que el Papa Francisco envió el sábado a Gustavo Vera, un legislador de Buenos Aires, el pontífice le habría dicho que "ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror".

    Hasta ahora The Associated Press no había podido confirmar la autenticidad de la misiva y el portavoz del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, se negó el lunes a confirmar o negar la veracidad de la carta, de conformidad con su práctica de no comentar o confirmar las llamadas iniciativas personales de Francisco.

    Algunas zonas de México han padecido la violencia del narcotráfico desde hace varios años, que las autoridades han atribuido sobre todo a disputas de carteles de las drogas por el control de zonas o de batallas entre facciones por control un grupo criminal.