Desamparado gana batalla legal y mucho dinero

Mendigo gana batalla legal y mucho dinero

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    necn

    La ciudad de Hudson, New Hampshire, está pagando casi 40,000 dólares como parte de un acuerdo con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés). Y cerca de 8,000 se destinarán al demandante Jeffrey Pendleton quien dice que sus derechos constitucionales fueron violados cuando la policía más de una vez lo obligó a dejar de mendigar y le emitieron una citación.

    Pendleton trabajó en un empleo de salario mínimo por años hasta que en 2013 su matrimonio se vino abajo, y su vida se deshizo, según narra su abogado. Pendleton estaba viviendo en una tienda de campaña y comenzó a mendigar para sobrevivir.

    "Él nunca acosó a nadie, nunca abordó a nadie, simplemente mantenía un cartel diciendo que estaba sin hogar y hambriento, ayuda por favor", explicó su abogado y director jurídico de ACLU de New Hampshire, Gilles Bissonnette.

    Bissonnette explicó que la Policía de Hudson a menudo forzaba a Pendleton a detener lo que estaba haciendo y en un momento incluso le emitió una citación por no tener un permiso.

    Mendigar (Panhandling como se le conoce en inglés) en propiedad pública es legal bajo las leyes estatales y locales. Así que la ACLU presentó una demanda en nombre de Pendleton, en agosto del año pasado, alegando que desde 2011 hasta 2014, por lo menos en 18 ocasiones diferentes los agentes de policía de Hudson le dijeron a los mendigos que estaban infringiendo la ley.

    "Realmente lo que esta práctica policial hizo fue violar los derechos consagrados en la Primera y la Cuarta Enmienda", dijo Bissonnette.

    [Tema relacionado: ¿Dónde vive la gente más caritativa?]

    El administrador de la ciudad de Hudson, Stephen Malizia, afirma que todo esto es un malentendido. "Tenemos algunas ordenanzas de condiciones requeridas a la gente que quiere pedir puerta a puerta, quienes deben obtener un permiso del Departamento de Policía y yo creo que esto fue un malentendido, una mala interpretación de lo que se aplicaría a las personas que están en paz practicando la mendicidad", dijo Malizia.

    La semana pasada, la ciudad pactó con la ACLU y acordó pagar 37,500 dólares en daños y perjuicios, pero aún negando las acusaciones. "Hudson apoya la libertad de expresión y ahora entendemos la ley y estamos de acuerdo con eso", sentenció Malizia.

    Los agentes de policía de Hudson han tenido que recibir más formación para entender mejor las leyes y ordenanzas.

    Pendleton sigue viviendo en un refugio para desamparados. Nuestro canal hermano NECN (filial de NBC) no fue capaz de contactarlo para obtener sus comentarios, pero habló con los residentes locales que dicen que este caso hace una declaración sobre los derechos de la primera enmienda.

    "Definitivamente me hace sentir mejor", dijo el artista de la calle Jordan Staples. "Hacemos esto como una manera de salir adelante". Pendleton obtendrá unos 8.000 dólares para ayudar a reacomodar su vida. 

    Texto original en inglés publicado por Katherine Underwood en nuestro canal hermano Necn