Marcha silenciosa por Nisman en Buenos Aires

Marcha silenciosa por Nisman en Buenos Aires

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    Con los fiscales argentinos y la familia de Alberto Nisman al frente, decenas de miles de personas se unieron el miércoles al arranque de la marcha silenciosa convocada en homenaje al fallecido fiscal, al cumplirse un mes de su muerte, cuyas circunstancias aún no han sido esclarecidas.

    La marcha arrancó con puntualidad bajo una intensa lluvia desde la Plaza del Congreso, con dirección a la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo.

    Alberto Nisman, fiscal especial de la causa sobre el atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, murió el pasado 18 de enero de un disparo en la sien, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento a sospechosos iraníes del ataque.

    [Tema relacionado: Alberto Nisman evaluó la detención de Cristina Fernández]

    Vídeo: Marcha silenciosa por Nisman en Buenos Aires

    Vídeo: Marcha silenciosa por Nisman en Buenos Aires
    La marcha arrancó con puntualidad bajo una intensa lluvia desde la Plaza del Congreso, con dirección a la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo. (Publicado miércoles 18 de febrero de 2015)

    A la cabeza de la movilización se situaron los compañeros fiscales de Nisman, convocantes de la marcha, y la exmujer del procurador fallecido, la jueza Sandra Arroyo Salgado, con la mayor de las dos hijas de ambos, entre otros familiares.

    En la marcha también participan diferentes referentes de la oposición y representantes de distintos sectores sociales y asociaciones civiles.

    Arroyo Salgado había anticipado ayer la presencia de la familia en un comunicado, aclarando que acuden "respetando el original propósito con el que fue concebida, esto es: rendir, silenciosamente, un homenaje a su memoria".

    En los días previos, la convocatoria había sido rechazada por el Gobierno, al considerar que tenía un sesgo político opositor, aunque el secretario general de Presidencia, Aníbal Fernández suavizó la tensión al afirmar que "iría a la marcha" pero que no participa porque "sería una provocación".

    Frente a las críticas, los convocantes, entre los que se encuentran algunos de los fiscales argentinos más destacados, afirmaron que la marcha busca rendir homenaje a Nisman, sin intencionalidad política.

    El pasado viernes, el fiscal Gerardo Pollicita solicitó a la Justicia la imputación de Fernández, el canciller Héctor Timerman y el resto de acusados por Nisman.