Líderes del ALBA a festejos por 89 años de Fidel

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Evo Morales, organizador del viaje a Cuba para festejar el aniversario de su amigo Fidel Castro.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este lunes que con sus colegas de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) visitarán Cuba el próximo 13 de agosto para celebrar los 89 años del líder cubano Fidel Castro.

    "Aunque algunos medios y algunos opositores puedan molestarse, sobre todo viajo por una cuestión de amistad con Fidel. Fidel cumple nuevamente un año más de vida y, al margen de acompañar el día de su cumpleaños, espero que me reciba", declaró Morales a los medios.

    El mandatario boliviano agregó que siempre es interesante conversar con Castro, porque tendrá "problemas de edad, pero en temas mentales, según he visto, es muy lúcido, más lúcido".

    El gobernante señaló que con los presidente de los países de la ALBA están coordinando para visitarlo juntos el día de su cumpleaños.

    La ALBA está formada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía y Venezuela.

    Asimismo, dijo que en su momento un embajador estadounidense en Bolivia le recomendó en el Palacio de Gobierno de La Paz no tener relaciones diplomáticas con Cuba, Irán y Venezuela, pero ahora es Estados Unidos el que busca relaciones y contactos con esos países.

    "Sé que (EE.UU.) está avanzando en relaciones diplomáticas con Venezuela, de manera reservada, pero a mi me recomendaban no tener relaciones diplomáticas ni con Cuba, ni con Irán", sostuvo.

    Agregó que Bolivia siempre defendió que sus relaciones deben ser con todos los países, "si fuera necesario con todo el mundo" porque aplica un modelo de la "cultura del diálogo".

    A su juicio, en lugar de que Bolivia esté detrás de la políticas estadounidenses, Washington ahora va detrás del modelo boliviano de relaciones porque busca "contactos y alianzas con Irán y con Cuba".

    "¿Quién estaba equivocado. Ellos o nosotros? Creo que finalmente nos siguen (...) Ahora nos darán la razón porque nosotros tenemos esas relaciones diplomáticas", apuntó el gobernante.