Madre culpable de asesinar a su hijo con sal

Lacey Spears culpable de asesinar a su hijo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NUEVA YORK – La madre acusada de provocarle la muerte a su hijo de 5 años, Lacey Spears, fue hallada culpable por un jurado de Nueva York.

    Spears, de 27 años de edad, estuvo bajo el ojo de las autoridades desde enero del 2014, cuando las autoridades la vincularon con la muerte de su pequeño, Garnett-Paul Spears, el cual sufría de una enfermedad crónica.

    [Tema relacionado: Madres malvadas y asesinas]

    La fiscalía dijo que el pequeño Spears fue admitido al hospital Westchester Medical Center el pasado 19 de enero con altos niveles de sodio en la sangre. Dos días después, mientras estaba acompañado de su madre, una alarma médica alertó a varios miembros del personal médico, quienes encontraron al niño inconsciente, con las pupilas grises y dilatadas y apenas respirando.

    El 23 de enero Garnett-Paul Spears fue declarado muerto oficialmente. El niño tenía un largo historial médico, que incluye varias hospitalizaciones y cirugías invasivas.

    Antes de ser ingresado al Centro Médico de Westchester, las autoridades indicaron que el menor fue llevado por su madre al hospital de Nyack, donde se elevaron sus niveles de sodio sin ninguna explicación médica. Su madre se había quedado en la misma habitación que su hijo, según la procuraduría.

    Spears, quien es originaria de Scottsville, Kentucky, se fue del estado de Nueva York tras la muerte de su hijo, pero se vio forzada a retornar luego de que el hospital de Westchester alertara al departamento de protección de niños de la ciudad.

    Tras una investigación, incluyendo una orden de cateo en la casa de Spears, la madre se entregó voluntariamente a las autoridades neoyorquinas.

    Spears enfrentaba cargos de asesinato depravado y homicidio imprudente, por lo que acudió a una corte el pasado 2 de julio.

    Luego de tres días deliberando, un jurado de White Plains encontró a Spears culpable de asesinato.

    Este veredicto llega a menos de una semana de que la fiscalía sugiriera que la madre mató al niño por miedo de que este revelara que su propia madre lo estaba enfermando.