Kenia: estudiante sobrevive bebiendo loción

Kenia: encuentran a sobreviviente de masacre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    APTN

    Una adolescente fue encontrada viva este sábado en el escenario de la matanza en la Universidad de Garissa, en Kenia, dos días después de que extremistas islamistas mataron allí a 148 personas.

    La Cruz Roja informó del hallazgo, mientras las atribuladas familias esperaban en una morgue por noticias de sus seres queridos.

    Cynthia Charotich, de 19 años, se ocultó en un pequeño espacio sobre un armario y se negó a salir, incluso cuando algunos de sus compañeros de curso estaban saliendo de sus escondites, por temor a que los atacantes estuvieran todavía en el lugar, como declaró a AP.

    Sintió tanta hambre y sed durante el tiempo que estuvo escondida, que bebió una loción. Sólo se animó a salir cuando uno de sus profesores se lo pidió.

    Joven sobrevive a brutal ataque

    Joven sobrevive a brutal ataque
    Una adolescente sobrevivió bebiendo loción para el cuerpo, mientras que otro se alimentó de sangre de sus compañeros muertos. (Publicado sábado 4 de abril de 2015)

    "Sólo estaba rezándole a mi Dios", dijo Charotich -que es cristiana- sobre su terrible experiencia a manos de militantes de al Shabab en la Universidad de Garissa. "Estaba muy asustada".

    Se le veía cansada y sedienta, sorbiendo yogurt y un refresco, aunque parecía estar en buena salud.

    Fue encontrada mientras unos 300 amigos y familiares esperaban frente a una morgue en la capital, Nairobi.

    Otro estudiante dice haber sobrevivido "comiendo la sangre" de sus compañeros muertos.

    Cheruiot Tiebafy expresó que se había embadurnado con la sangre para que creyeran que estaba muerto y que fue el único sobreviviente de todos los rehenes. "Me dieron vuelta, pero me hice el muerto; me patearon, pero estoy vivo", declaró.

    [Tema relacionado: Matan a 147 en universidad de Kenia]

    Mensajes transmitidos por altavoces advertían de la sombría situación dentro de la instalación.

    "Por favor tengan en cuenta que hay dos habitaciones con dos pantallas que muestran las imágenes de sus seres queridos", decía el mensaje. "Pero por favor sean fuertes. Realmente hay un mal olor muy fuerte allí".

    Una mujer se desmayó cuando intentaba encontrar a su hijo de 20 años de edad entre las víctimas.

    Los estudiantes fueron trasladados a sus casas en autobuses.

    Las autoridades dicen haber arrestado a cinco sospechosos de perpetrar el atentado.

    Este sábado, al Shabab advirtió que realizará más atentados en Kenia, y supuestamente emitió un comunicado diciendo que el ataque contra la Universidad de Garissa fue en represalia por las muertes de rebeldes en Somalia a manos de soldados kenianos.

    "Ninguna medida de precaución o seguridad les garantizaá estar a salvo, frustrar otro ataque o impedir otro baño de sangre", señalaba el comunicado, que no fue verificado por NBC News.