Jordania ejecuta a dos tras muerte de piloto

Jordania ejecuta a dos tras muerte de piloto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las ejecuciones al amanecer fueron realizadas apenas horas después de que extremistas del Estado Islámico mostraran un vídeo en el que supuestamente aparecía el piloto jordano mientras estaba en llamas dentro de una jaula. Jordania prometió que respondería pronto y de forma letal.

    Jordania ejecutó a dos prisioneros de al-Qaida antes del amanecer del miércoles, solo horas después de la publicación de un video en internet que supuestamente mostró a extremistas del grupo Estado Islámico quemando vivo y dentro de una jaula a un piloto militar jordano que habían tomado como rehén.

    La espantosa muerte del piloto militar, el teniente Muath Al-Kaseasbeh, de 26 años, que fue capturado mientras participaba en ataques aéreos a los extremistas por parte de una coalición internacional liderada por Estados Unidos, provocó indignación y manifestaciones en contra del grupo Estado Islámico en Jordania.

    Los titulares de los periódicos advertían que Jordania "se vengará" por este asesinato mientras el rey Abdulá II, un firme aliado de Occidente, regresaba a toda prisa al país desde Washington. En Raqa, la capital de facto del califato instaurado por la milicia radical, los insurgentes emitieron alegremente el asesinato de al-Kaseasbeh en televisores de pantalla grande, dijeron activistas sirios en la zona.

    En una primera respuesta al asesinato del piloto, Jordania ejecutó a Sajida al-Rishawi y Ziad al-Karbuli, dos iraquíes vinculados a al-Qaida, dijo el vocero gubernamental Mohamed al-Momani. Otro funcionario dijo que habían muerto por ahorcamiento.

    Indignación en Jordania por muerte de piloto

    Indignación en Jordania por muerte de piloto
    El grupo extremista Estado Islámico quemó vivo al piloto jordano que tenía de rehén, y las reacciones no se hicieron esperar. (Publicado miércoles 4 de febrero de 2015)

    Las ejecuciones tuvieron lugar en la cárcel de Swaqa, a unas 50 millas al sur de la capital, Amán. Al amanecer, dos ambulancias escoltadas por seguridad trasladaron los cuerpos de al-Rishawi y al-Karbouly fuera del recinto.

    Al-Rishawi había sido condenada a muerte por su implicación en un triple atentado en 2005 en Amán el que fallecieron 60 personas. El ataque fue orquestado por al-Qaida en Irak, el predecesor del grupo Estado Islámico. Al-Karbouly fue enviado al corredor de la muerte en 2008 por planear acciones terroristas sobre jordanos en Irak.

    Los insurgentes radicales habrían pedido presuntamente la liberación de al-Rishawi a cambio de la del piloto. Durante la semana pasada, Jordania ofreció al intercambio pero frenó la operación al no recibir ninguna prueba de que seguía vivo. La televisión jordana dijo que el militar fue asesinado hace tiempo, el 3 de enero, sugiriendo que las autoridades sabían que cualquier intento de recuperarlo sería en vano.

    Al-Kaseasbeh cayó en manos de EI cuando el avión que pilotaba cayó cerca de Raqa. Fue el primer piloto de la coalición que ataca posiciones de los insurgentes en Siria e Irak en ser capturado hasta la fecha.

    En el video de 20 minutos que supuestamente muestra su asesinato, el militar presenta signos de haber sido golpeado, incluyendo un ojo amoratado. Hacia el final, aparece vistiendo un mono naranja y está de pie en una jaula en el exterior cuando un insurgente enmascarado enciende una línea de combustible que se dirige a él.

    La grabación, que amenazó a otros pilotos militares por su nombre, fue publicada en cibersitios insurgentes y llevaba el logo de la división de comunicación de la milicia, al-Furqan. El video, de apariencia profesional, empleaba gráficos incluidos en mensajes anteriores de Estado Islámico. La grabación no pudo ser confirmada de inmediato y de forma independiente por Associated Press.

    El ejército de Jordania confirmó rápidamente la muerte de su piloto. "Nuestro castigo y venganza será tan grande como es la pérdida de los jordanos", dijo el portavoz del ejército, Mamduh al-Ameri.

    Jordania se enfrenta a crecientes amenazas de insurgentes. El país tiene frontera con algunas zonas del califato declarado por la milicia extremista. También ha habido señales que apuntan a que las ideas del grupo cuentan con gran respaldo entre jóvenes y pobres en el país.

    El padre del piloto, Safi Yusef al-Kaseasbeh, asistía a una reunión tribal en Amán cuando se publicó la noticia del video, y fue visto abandonando la sesión. Otros hombres en el exterior se mostraron sobrepasados por la emoción.

    Tras conocerse la noticia del asesinato, docenas de personas corearon eslóganes contra EI y marcharon hacia el palacio presidencial para expresar su indignación.

    En la localidad natal del piloto, Ai, manifestantes incendiaron la oficina del gobierno local. Testigos dijeron que el ambiente era tenso y que policías antimotines patrullaban las calles.

    Al-Kaseasbeh pertenecía a una zona tribal del distrito de Karak, en el sur del país. Las tribus son consideradas el sostén de la monarquía, pero la captura del militar ha tensado esa relación. Miembros de la familia del piloto han acusado al gobierno de no hacer suficientes esfuerzos para obtener su liberación y criticaron la participación de Jordania en la alianza contra el grupo Estado Islámico.

    El grupo ha publicado varias grabaciones impactantes mostrando la decapitación de sus rehenes, incluyendo la de dos periodistas y un trabajador humanitario estadounidenses y dos trabajadores británicos. La del martes fue la primera que mostró a un cautivo siendo quemado vivo.

    El video de la milicia apareció hace tres días y mostraba, presuntamente, la decapitación del periodista japonés Kenji Goto, capturado el pasado octubre. Los insurgentes habían relacionado los destinos del piloto y Goto. Otro cautivo nipón habría sido asesinado a principios del mes pasado.

    El miércoles por la mañana, los jordanos estaban sorprendidos por la brutalidad mostrada por EI.

    "No hay religión que acepte un acto así", dijo Hassan Abu Ali, un residente en Amán. "Es islam es una religión de tolerancia. (El grupo Estado Islámico) no tiene nada que ver con el islam. Es un acto criminal".

    En Washington, el rey Abdulá II y el presidente estadounidense Barack Obama se comprometieron el martes, en una reunión acordada a última hora, a no bajar la guardia en la lucha contra EI. Abdulá presentó la campaña contra los extremistas como una batalla por los valores. En un discurso el martes por la noche en la televisión estatal jordana, pidió a su compatriotas que su unan a la causa.

    "Es el deber de todos nosotros estar unidos y mostrar los valores reales de los jordanos frente a estas adversidades", dijo el monarca.