Clinton critica a republicanos por inmigración

Clinton critica a republicanos por inmigración

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Cuando se le preguntó sobre el precandidato Jeb Bush, respondió: "Él no cree en una ruta que permita conseguir la ciudadanía. Si en algún momento lo creyó, ya no lo hace".

    IOWA CITY, Iowa - Hillary Clinton, que encabeza la contienda por la candidatura demócrata a la presidencia, criticó el martes la posición de sus rivales republicanos en torno a una reforma a las leyes migratorias.

    Cuando se le preguntó sobre el precandidato Jeb Bush, respondió: "Él no cree en una ruta que permita conseguir la ciudadanía. Si en algún momento lo creyó, ya no lo hace".

    En entrevista con la cadena CNN, la exprimera dama y exsecretaria de Estado, dijo que los aspirantes republicanos a la presidencia se mueven en un espectro que va desde una bienvenida "a regañadientes" a los inmigrantes hasta ser hostiles hacia ellos.

    [Fotos: Ellos son los precandidatos republicanos a la presidencia]

    En un acto de campaña en uno de los sectores más liberales de Iowa, Clinton se mostró como una portadora del estandarte demócrata en momentos en que su principal rival en su partido, el senador Bernie Sanders de Vermont, ha atraído grandes multitudes y ha generado interés entre los progresistas. Clinton también atendió las críticas de que ha evadido el escrutinio, al aceptar preguntas de los reporteros y luego conceder su primera entrevista televisiva a nivel nacional desde que comenzó su campaña.

    La aspirante demócrata ha dicho que cualquier proyecto de ley sobre los inmigrantes necesita incluir una forma en que éstos puedan obtener "la ciudadanía igualitaria y con todos los derechos". Ella ha defendido el uso que el presidente Barack Obama ha hecho de órdenes ejecutivas para evitar que sean deportados millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización.

    En la entrevista, Clinton dijo estar "decepcionada" del magnate Donald Trump, otro aspirante a la candidatura republicana, por sus comentarios despectivos en los que se refirió a los inmigrantes mexicanos como "delincuentes", así como del Partido Republicano por no haber respondido de inmediato para llamarle la atención.

    Bush, exgobernador de la Florida cuya esposa nació en México, ha dicho estar personalmente ofendido por esas afirmaciones de su rival Trump. Dijo que los comentarios están muy lejos de la corriente principal del pensamiento republicano.

    Clinton agrupó a Bush junto con otros republicanos en el Congreso que se han opuesto a las reformas al sistema de inmigración del país.

    En su libro "Immigration Wars" ("Las guerras de inmigración") de 2013, Bush pidió un proceso que les permita quedarse a las personas que viven en Estados Unidos sin autorización, siempre y cuando tomen una serie de pasos. Señaló que no otorgar la ciudadanía es una penalización adecuada para los que han violado la ley.

    [Tema relacionado: Escritora apoya a Trump contra los mexicanos]

    Clint Bolick, coautor del libro, escribió que el exgobernador probablemente se inclinaría a conceder la ciudadanía, si eso fuese necesario para alcanzar un acuerdo en torno al tema de la inmigración.

    Emily Benavides, portavoz de Bush, dijo en un comunicado que él "cree en una solución legislativa conservadora para reparar nuestro averiado sistema migratorio, la cual incluye el estatus legal para los que se encuentran actualmente en el país después de que paguen multas e impuestos, aprendan inglés y no cometan delitos de consideración, al tiempo que se incrementa la seguridad en la frontera".