Gobernador Scott declara emergencia en Florida

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Rick Scott declara estado de emergencia para Florida.

    El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró hoy el estado de emergencia ante el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos de que la tormenta tropical Erika atravesará la península de sur a norte la próxima semana.

    "La tormenta tropical Erika supone una severa amenaza a todo el estado de Florida y requiere que se tomen precauciones anticipadas para proteger a las comunidades, infraestructuras críticas y, en general, el bienestar del estado", dijo Scott en su orden ejecutiva.

    El gobernador, que tiene previstas para hoy tres diferentes reuniones para analizar la situación y una conferencia de prensa para detallar las medidas adoptadas, puso en estado de emergencia a todos los condados del estado.

    En su más reciente boletín, de las 12.00 GMT, el CNH indicó que la quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica se aproxima hoy a la República Dominicana tras dejar fuertes lluvias en Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

    En opinión del centro meteorológico, la zona central de Cuba y Florida "deberían vigilar el avance de Erika", aunque pronosticó que no se convertirá finalmente en huracán al adentrarse en ese estado, en el sureste de EE.UU., en la madrugada del lunes.

    EL CNH espera que Erika mantenga su actual rumbo durante las próximas 48 horas, aunque podría reducir su fuerza al cruzar la República Dominicana de sureste a noreste.

    En las próximas horas se espera que Erika deje en Islas Vírgenes, Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Islas Turcas y Caicos y Bahamas "lluvias que podrían provocar riadas y deslizamientos de tierra que pueden causar víctimas mortales".

    "Como gobernador, soy responsable de conocer los peligros que se presentan a este estado y su población por esta emergencia", señaló Scott en su orden ejecutiva.

    Por ello, aseguró que activará a la Guardia Nacional de Florida y se pondrá de acuerdo con todas las agencias federales que puedan necesitar para hacer frente a Erika.

    Por medio de su orden ejecutiva, Scott autorizó al Departamento de Transporte no cobrar peajes en las autopistas para "facilitar la evacuación de los condados afectados" y cortar cualquier tipo de vía que pueda ser necesaria para un "seguro y eficiente transporte de los evacuados" o la llegada de suministros o ayuda.

    El gobernador dio instrucciones para que estén disponibles los edificios del estado que puedan ser necesarios para el equipo que coordinará los trabajos de emergencia, así como los centros educativos públicos, que podrían ser usados como albergues.

    Además, el personal médico, trabajadores sociales y consejeros con licencia en otros estados podrán ejercer en caso de necesidad.

    Por su parte, la Guardia Costera emitió una alerta a navegantes y puertos por los fuertes vientos que se espera que lleguen a la costa de Florida en las próximas 72 horas.

    Desde que el pasado 1 de junio comenzó oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico, se han formado cinco tormentas tropicales: Ana, Bill, Claudette, Danny -esta última transformada en el primer huracán de categoría mayor (3) de la temporada- y Erika.