Globo vuela de Japón a México, rompe récords

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mathis Wienand/Getty Images
    Este no es el globo aerostático que usaron los pilotos.

    ALBUQUERQUE, Nuevo México -- Un piloto estadounidense y otro ruso han viajado más tiempo y más lejos que nadie en un globo aerostático.

    Ambos aterrizaron el sábado sin problemas en las costas de México, después de completar un viaje de casi 7,000 millas a través del Océano Pacífico.

    Los pilotos del equipo Two Eagles (Dos Águilas) aterrizaron frente a la península mexicana de Baja California, en un punto a unas 300 millas al norte de Cabo San Lucas. Fueron recibidos por un equipo de entusiastas, que ayudaron con el aterrizaje.

    Los tripulantes hicieron descender su aeronave de helio hasta baja altura y dejaron caer cuerdas gruesas al mar para ayudar a frenar el globo antes de concluir con su maniobra de descenso controlado.

    La hazaña permitió romper dos récords de larga data para viajes en globo.

    El estadounidense Troy Bradley, de Albuquerque, y el ruso Leonid Tiukhtyaev despegaron de Japón el domingo pasado y el viernes lograron batir el que se consideraba como "santo grial" de los logros en esta categoría de viaje aéreo: las 137 horas de vuelo establecidas en 1978 por Ben Abruzzo, Maxie Anderson y Larry Newman en el primer vuelo en globo, en su caso a través del Atlántico.

    También superaron fácilmente el récord de distancia, de 5,209 millas, establecido durante el primer vuelo a través del Pacífico en 1981.

    El mundo ha seguido los progresos de los dos pilotos a través de internety de sitios de medios sociales. Aun así, la distancia y el tiempo oficiales de su viaje los confirmará la Federación Aeronáutica Internacional, que requiere superar un 1% los récords anteriores.

    Para el sábado por la mañana, el equipo Two Eagles ya había destrozado el récord de distancia. "La tecnología ha mejorado muchísimo en los últimos años. No creo que vaya a haber ninguna duda sobre los récords", comentó Katie Griggs, directora regional de la organización sin ánimo de lucro Ballon Federation of America.

    El globo está equipado con una serie de monitores y otros instrumentos para el seguimiento de su curso y que recopilan los datos, una tecnología que no existía en décadas pasadas y dejó algunas marcas sin confirmar.

    El viaje fue duro para los pilotos, que llevaban días respirando con la ayuda de tanques de oxígeno, ya que la gran altitud puede pasar factura en el estado físico. Sin embargo, se las arreglaron para hacer bromas y mantenerse en contacto con el centro de mando y sus familias.