Enfrentamiento en México deja 43 muertos

Enfrentamiento en México deja 43 muertos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    ECUANDUREO, México - Investigadores y representantes de organismos de los derechos humanos trabajan el sábado en una finca del oeste de México donde murieron 42 sospechosos y un policía federal en un tiroteo que se prolongó tres horas entre fuerzas federales y hombres armados, el choque más mortífero en la historia reciente del país.

    El enfrentamiento del viernes es el más reciente entre las autoridades y un poderoso cártel de las drogas de rápido crecimiento. En abril, un comando supuestamente vinculado al cártel Jalisco Nueva Generación mató a 15 policías e hirió a otros cinco. Posteriormente fue derribado un helicóptero del ejército con un lanzacohetes, la primera vez en la historia de México.

    [Tema relacionado: Michoacán: mueren decenas en enfrentamiento]

    La cifra de muertos por los tres ataques es de al menos 76 personas pese a que el gobierno mexicano afirma que la delincuencia está cayendo drásticamente. El secretario de Gobernación (Interior) declaró hace poco que el país "no está en llamas".

    Operación Jalisco combate a tiros a crimen organizado

    Operación Jalisco combate a tiros a crimen organizado
    En el oeste de México murieron 42 sospechosos y un policía federal en un tiroteo. (Publicado lunes 4 de enero de 2016)

    La confrontación del viernes dejó un saldo muy desequilibrado, de forma similar a un caso del 30 de junio en el Estado de México, en el centro del país, donde el ejército dijo que 22 presuntos delincuentes murieron en un tiroteo con las tropas, mientras que sólo un soldado resultó herido. Una investigación de The Associated Press reveló que muchos de los sospechosos fueron asesinados después de que se rindieron.

    Las fotografías tomadas en el lugar del derramamiento de sangre del viernes mostraban varios cuerpos, algunos con fusiles semiautomáticos y otros sin armas, yaciendo en el campo, junto a equipo de granja y un patio manchado de sangre, con ropa, colchones y sacos de dormir desparramados por el lugar. Un video obtenido por The Associated Press mostró a policías federales resguardándose de los disparos y cuerpos esparcidos por toda la finca.

    A la distancia podían verse también columnas de humo saliendo de vehículos quemados durante los enfrentamientos en la localidad de Tanhuato, en los límites entre los estados de Jalisco y Michoacán, en la región occidental del país.

    Los sospechosos eran presuntos miembros "que tiene como principal zona de operación el estado de Jalisco", dijo el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido. Aunque el funcionario no mencionó por su nombre al cártel Jalisco Nueva Generación, ese grupo domina Jalisco.

    [Tema relacionado: Michoacán: candidato es asesinado a balazos]

    Un funcionario federal dijo el sábado que la zona donde se ubica la hacienda ha sido un bastión de Jalisco Nueva Generación en el último par de años, en los que ese cártel se ha expandido fuera de Jalisco y ha crecido rápidamente para volverse uno de los grupos de la delincuencia organizada más poderosos de México. El funcionario hizo las declaraciones a condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

    El choque tuvo lugar cerca del municipio de La Barca, donde las autoridades encontraron en 2013 más de cinco decenas de cadáveres en fosas comunes vinculadas con el cártel de Jalisco. En 2014, hombres armados mataron al alcalde de Tanhuato.

    De acuerdo con la versión ofrecida el viernes por el comisionado Rubido, la Policía Federal, junto con el ejército, la fiscalía mexicana y la policía estatal investigaban la zona porque el jueves se denunció la invasión de una propiedad en Tanhuato por parte de "presuntos delincuentes armados".

    [Tema relacionado: Regresa la calma a Jalisco, dice fiscal]

    Las fuerzas federales que iban en camino al lugar detectaron una camioneta con personas armadas, quienes abrieron fuego, dando lugar a una persecución. Cuando las fuerzas del gobierno llegaron a la finca, los sospechosos cayeron bajo fuego pesado de los demás, dijo el jefe de seguridad.

    "Al advertir la presencia de fuerzas federales, el resto de presuntos delincuentes que ocupaban la propiedad comenzaron a atacar con intensidad", por lo que se solicitó apoyo terrestre y un helicóptero, afirmó el funcionario.

    "El resto de los presuntos criminales en la propiedad comenzó a atacar con intensidad", dijo Rubido.

    Un policía federal murió tratando de ayudar a un compañero herido en el tiroteo.

    [Tema relacionado: Jalisco: narcobloqueos dejan muertos y heridos]

    La fuerza federal pidió apoyo aéreo y terrestre, que incluyó un helicóptero de la Policía Federal. El tamaño de la finca, de 277 acres, complicó la batalla, que duró intermitentemente durante tres horas en tres lugares diferentes, dijo Rubido.

    Un policía del poblado cercano de Ecuandureo dijo desconocer quién es el dueño de la finca, llamado Rancho del Sol. Fotos aéreas muestran que la propiedad incluye una casa grande y una cancha de tenis.

    El policía no quiso dar su nombre por razones de seguridad. Otros dos residentes de la zona, que tampoco quisieron dar sus nombres por temor a su seguridad, dijeron que la hacienda había operado durante al menos 15 años cultivando alfalfa y otras plantas para la alimentación del ganado.

    [Tema relacionado: México: Atacan helicóptero del Ejército]

    Rubido dijo que la investigación continúa, pero que hasta el momento las autoridades habían detenido a tres personas y confiscado 36 armas largas, dos armas cortas, un lanzagranadas y un fusil calibre .50.

    Dijo que ocho vehículos también fueron incautados, seis de ellos quemados por un incendio en el interior de un almacén que creó una nube de humo negro.

    Jalisco Nueva Generación ha lanzado varios ataques a gran escala contra las fuerzas federales y estatales en las últimas semanas.

    En abril, hombres armados presuntamente vinculados con el cártel emboscaron un convoy policial en Jalisco, matando a 15 agentes estatales e hiriendo a cinco.

    A principios de este mes, hombres armados de Jalisco Nueva Generación derribaron un helicóptero militar con un lanzacohetes en Jalisco durante un enfrentamiento en el que murieron 18 personas.