El fuerte robot enfermero con un toque gentil

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    RIKEN/Sumitomo Riko

    Científicos de las empresas japonesas RIKEN y Sumitomo Riko han desarrollado un nuevo robot experimental con destrezas que permiten ayudar en el cuidado proporcionado por personal de enfermería.

    Se llama ROBEAR y es capaz de realizar tareas tales como levantar a un paciente de una cama y colocarlo en una silla de ruedas. También puede prestar asistencia a un paciente que es capaz de ponerse de pie, pero requiere ayuda para hacerlo.

    El nuevo robot es un sucesor de RIBA, que fue lanzado en 2009, y RIBA-II, que fue desarrollado en el año 2011. El nuevo robot ROBEAR es más ligero que sus predecesores, con un peso de sólo 140 kilogramos en comparación con 230 kilogramos de RIBA-II, e incorpora una serie de características que le permiten ejercer la fuerza de una manera suave.

    [Te puede interesar: Estos robots son los mejores bailarines]

    Específicamente, incluye unidades de accionamiento con una relación de transmisión muy baja, lo que permite que las articulaciones se muevan muy rápidamente, con precisión y un movimiento más suave. Ello garantiza que el robot puede realizar tareas que consuman mucha energía como el levantamiento de los pacientes sin ponerlos en peligro.

    El robot también mejora a sus predecesores por tener una base pequeña, haciendo que sea más ligero y con capacidad de maniobrar en espacios reducidos tales como puertas.

    [Tema relacionado: Ray, el valet parking al que no le das la llave]

    ROBEAR proporcionará impulso a la investigación sobre la creación de robots que pueden dar repuesta a la necesidad de Japón de nuevos enfoques para la prestación de cuidados, debido al rápido aumento de la población anciana.

    Una de las tareas más arduas del personal de atención a enfermos es levantar a un paciente de la cama a una silla de ruedas, y esta es una de las principales causas del dolor en la zona baja de la espalda.