EEUU: Ataque a Sony, serio asunto de seguridad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La Casa Blanca indicó el jueves que el ciberataque a Sony Pictures Entertainment es "un grave asunto de seguridad nacional", aunque eludió confirmar si Corea del Norte está detrás y sostuvo que la investigación sobre la autoría todavía está en marcha (Publicado jueves 18 de diciembre de 2014)

    WASHINGTON -- La Casa Blanca indicó el jueves que el ciberataque a Sony Pictures Entertainment es "un grave asunto de seguridad nacional", aunque eludió confirmar si Corea del Norte está detrás y sostuvo que la investigación sobre la autoría todavía está en marcha.

    El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, indicó en su rueda de prensa diaria no estar en posición de confirmar la autoría del ataque, pero anotó que fue iniciado por un "actor sofisticado" y que la investigación al respecto "está progresando".

    Pese a las declaraciones de Earnest, varias cadenas de televisión revelaron este miércoles que las autoridades federales estadounidenses han logrado establecer un vínculo entre el ciberataque a Sony y el Gobierno de Corea del Norte.

    Las fuentes citadas por los medios indicaron que el acto de piratería informática se originó fuera de Corea del Norte, pero fue ordenado por el régimen de Kim Jong-un.

    Se espera que los resultados de la investigación sobre el ataque en el que se robaron datos personales de todos los empleados del estudio Sony, así como contenido de correos electrónicos y hasta cinco películas, se hagan públicos durante los próximos días.

    El "destructivo" ataque a Sony "merece una respuesta apropiada", advirtió hoy Earnest, quien descartó especular sobre las medidas que evalúa adoptar la Casa Blanca.

    Si se confirma la autoría de Corea del Norte, se ratificaría que el ataque se produjo en respuesta al filme "The Interview", que fue calificado por el Gobierno de Pyongyang como un "acto de guerra".

    La película es una comedia de Seth Rogen y James Franco sobre un complot estadounidense para acabar con la vida del dictador norcoreano, Kim Jong-un.

    El martes, un grupo denominado Guardians of Peace, responsable del ciberataque el 24 de noviembre, emitió un comunicado en el que advirtió que sembrará el terror en los cines que ofrezcan el filme y comparó su plan con los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU.

    Esa amenaza logró su objetivo y Sony anunció ayer la cancelación del estreno de "The Interview", previsto para el 25 de diciembre en Estados Unidos, justo después de que las principales salas de cine del país eliminaran el largometraje de su cartelera navideña.

    En una entrevista con una cadena de televisión, el presidente Barack Obama calificó el ciberataque de "muy grave" y recordó que su Gobierno lo está investigando.

    En cuanto a las amenazas de un posible acto terrorista, Obama señaló: "Si vemos algo que creemos que es serio y creíble, entonces alertaremos al público (...) Pero, por ahora, mi recomendación sería que la gente vaya al cine" sin temor.