Propuesta contra el embargo al sector privado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Un hombre camina junto a un mural alusivo a la revolución cubana y al embargo en La Habana

    Dos senadores de Estados Unidos presentaron este jueves un nuevo proyecto de ley para restablecer el comercio con Cuba, un texto que, de ser aprobado, otorgaría al sector privado la libertad de exportar bienes y servicios estadounidenses a la isla, a la vez que protegería a los contribuyentes sobre esas transacciones.

    El proyecto, conocido como "Ley de Comercio con Cuba 2015", levantaría el embargo comercial con La Habana y "permitiría a los agricultores, ganaderos, pequeños negocios y otras industrias del sector privado llevar a cabo libremente negocios con la isla".

    Asimismo, el texto "concede a las instituciones financieras estadounidenses la libertad de extender el crédito a Cuba, al tiempo que garantiza que no haya riesgo financiero para los contribuyentes federales",

    Por otra parte, la ley pretende mantener "las actuales restricciones a los fondos de los contribuyentes federales que se utilizan para la promoción del comercio o el desarrollo de mercado en Cuba, al tiempo que permite explícitamente que se usen fondos privados para tales fines".

    "Cuba está a sólo 90 millas de la frontera, por lo que es un mercado natural para los agricultores y ganaderos de nuestra nación", dijo el senador republicano por Kansas, Jerry Kaine, uno de los promotores de la ley.

    "Al levantar el embargo y la apertura del mercado para los productos agrícolas de Estados Unidos -prosiguió Kaine-, no sólo vamos a impulsar la economía de EEUU, sino que también ayudar a promover las reformas en el Gobierno cubano represivo",

    "Tengo la esperanza de que el aumento del nivel de vida de los ciudadanos cubanos les permita hacer mayores exigencias a su propio Gobierno para aumentar los derechos individuales y políticos", argumentó el legislador republicano.

    El senador independiente por Maine, Angus King, quien copatrocina el texto, insistió en que el pueblo cubano y las empresas estadounidenses "han sufrido durante demasiado tiempo a manos de un embargo comercial anticuado".

    "Al igual que la Guerra Fría que lo creó, el embargo se debe poner en los libros de historia", aseveró King.

    Aunque algunos republicanos son reticentes sobre la nueva política aperturista hacia la isla anunciada por el presidente e EEUU, Barack Obama, el pasado diciembre, esta propuesta podría prosperar entre los conservadores al excluir de los intercambios comerciales cualquier intervención del Gobierno federal.

    Por otra parte, esta semana la Cámara Baja del Congreso estadounidense aprobó otro texto legislativo de asignación de fondos a transporte y vivienda que contiene restricciones a la expansión de los viajes a Cuba.

    El anteproyecto, que destina 55.000 millones de dólares a los departamentos de Transporte y Vivienda, tiene que adecuarse a la versión ya aprobada por el Senado que no contenía esas restricciones, por lo que no está claro que pueda prosperar finalmente.