Cuba: Médicos desertores pueden retornar

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Cuba posee más de 85.000 médicos y uno de los mejores indicadores del mundo según la cantidad de habitantes, que aún restando los 25.000 que se encuentran cumpliendo misión en el extranjero,

    El Ministerio de Salud de Cuba (MINSAP) prometió este viernes a los médicos emigrados de la isla que si desean regresar se les garantizará un puesto de trabajo "en similares condiciones a las que tenían" antes de partir, según un comunicado divulgado en medios oficiales del país.

    La declaración incluye a "los profesionales de la salud" que han salido de la nación caribeña "ya sea por un interés económico, familiar o de índole profesional, incluyendo aquellos víctimas de las engañosas prácticas del vulgar robo de cerebros", en referencia a aquellos que desertaron durante su misión en el exterior.

    Estos médicos "tienen la oportunidad, si así lo desean, de reincorporarse al Sistema Nacional de Salud, a los que garantizará su ubicación laboral en similares condiciones a las que tenían", insistió la extensa nota, publicada hoy en Granma y Juventud Rebelde, los principales diarios cubanos, ambos oficiales.

    El editorial recuerda que actualmente Cuba tiene más de 50.000 colaboradores médicos cumpliendo "misiones internacionalistas" en 68 países producto de "convenios de colaboración Gobierno a Gobierno en los que se establece determinada compensación en beneficio mutuo".
    A pesar de esto, el texto reafirmó que "Cuba no olvida, ni olvidará su vocación internacionalista" y continuará ofreciendo "ayuda desinteresada y gratuita a las naciones que lo requieran" como hace hoy en Haití, Níger, Honduras y Eritrea, entre otras.

    El Ministerio destacó que el "notable prestigio" de la salud cubana ha suscitado el interés de instituciones extranjeras por contratar a médicos de la isla para el ejercicio privado, aún cuando sus gobiernos "no favorecen ni comparten tales procedimientos".

    Denunció además que EE.UU. es "uno de los principales artífices del robo de talentos", mediante sorteos, la emigración selectiva, la Ley de Ajuste Cubano y el "Cuban Medical Professional Parole Program", establecido en 2006 y "diseñado para incitar la deserción" de los médicos cubanos durante sus misiones.

    La promesa de un mejor futuro profesional solo es alcanzada "por una exigua minoría" señaló el comunicado, que reiteró también la necesidad de negociar la contratación de recursos humanos a través de convenios institucionales, que permitan "balancear y actualizar" la disponibilidad de profesionales, "sin dejar desprotegidos los servicios de salud a la población".

    La exportación de servicios técnicos y profesionales es la principal fuente de ingresos de la isla, con una media anual de 6.000 millones de dólares.

    Según el Minsap, Cuba posee más de 85.000 médicos y uno de los mejores indicadores del mundo según la cantidad de habitantes, que aún restando los 25.000 que se encuentran cumpliendo misión en el extranjero, es de 5,4 por cada 1.000 personas.

    Miles de médicos cubanos han desertado de misiones con sede en varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, desde donde cruzan la frontera hasta llegar a Colombia, país en el que permanecen varados cientos de estos profesionales en espera de las visas prometidas por Estados Unidos.

    Estos médicos "tienen la oportunidad, si así lo desean, de reincorporarse al Sistema Nacional de Salud, a los que garantizará su ubicación laboral en similares condiciones a las que tenían", insistió la extensa nota, publicada hoy en Granma y Juventud Rebelde, los principales diarios cubanos, ambos oficiales.

    El editorial recuerda que actualmente Cuba tiene más de 50.000 colaboradores médicos cumpliendo "misiones internacionalistas" en 68 países producto de "convenios de colaboración Gobierno a Gobierno en los que se establece determinada compensación en beneficio mutuo".
    A pesar de esto, el texto reafirmó que "Cuba no olvida, ni olvidará su vocación internacionalista" y continuará ofreciendo "ayuda desinteresada y gratuita a las naciones que lo requieran" como hace hoy en Haití, Níger, Honduras y Eritrea, entre otras.

    El Ministerio destacó que el "notable prestigio" de la salud cubana ha suscitado el interés de instituciones extranjeras por contratar a médicos de la isla para el ejercicio privado, aún cuando sus gobiernos "no favorecen ni comparten tales procedimientos".

    Denunció además que EE.UU. es "uno de los principales artífices del robo de talentos", mediante sorteos, la emigración selectiva, la Ley de Ajuste Cubano y el "Cuban Medical Professional Parole Program", establecido en 2006 y "diseñado para incitar la deserción" de los médicos cubanos durante sus misiones.

    La promesa de un mejor futuro profesional solo es alcanzada "por una exigua minoría" señaló el comunicado, que reiteró también la necesidad de negociar la contratación de recursos humanos a través de convenios institucionales, que permitan "balancear y actualizar" la disponibilidad de profesionales, "sin dejar
    desprotegidos los servicios de salud a la población".

    La exportación de servicios técnicos y profesionales es la principal fuente de ingresos de la isla, con una media anual de 6.000 millones de dólares.

    Según el Minsap, Cuba posee más de 85.000 médicos y uno de los mejores indicadores del mundo según la cantidad de habitantes, que aún restando los 25.000 que se encuentran cumpliendo misión en el extranjero, es de 5,4 por cada 1.000 personas.

    Miles de médicos cubanos han desertado de misiones con sede en varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, desde donde cruzan la frontera hasta llegar a Colombia, país en el que permanecen varados cientos de estos profesionales en espera de las visas prometidas por Estados Unidos.