Conmemoran 20 años de atentado en Oklahoma

Conmemoran 20 años de atentado en Oklahoma

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    GETTY
    "Todavía hay personas que cree que es más importante si puede manifestarse matando inocentes y apagando nuestras esperanzas", dijo el ex presidente Clinton. "Están equivocadas. Mientas gente como ustedes tomen las decisiones correctas con su mente y su corazón".

    OKLAHOMA CITY - Unas 1,000 personas se congregaron este domingo en el lugar donde se alzaba un edificio de oficinas federales en Oklahoma City para conmemorar el 20° aniversario de un atentado terrorista con bomba que dejó 168 muertos y muchos más heridos.

    Fue el ataque más mortífero en suelo estadounidense hasta los atentados del 11 de septiembre del 2001, seis años después.

    Sobrevivientes del ataque del 19 de abril de 1995 y parientes de los difuntos asistieron al acto del domingo, que comenzó a las 9.02 a.m., la misma hora en que detonó la bomba.

    El servicio se inició con 168 segundos de silencio, en honor a los 168 fallecidos, cuyos nombres fueron entonces leídos. Duró unos 90 minutos.

    Conmemoración en Oklahoma

    Conmemoración en Oklahoma
    Este domingo se realizó un homenaje a víctimas de explosión terrorista hace 20 años, en la que murieron 168 personas. (Publicado domingo 19 de abril de 2015)

    Entre quienes pronunciaron discursos en esta ocasión estuvieron el ex presidente Bill Clinton y la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, en el Oklahoma City National Memorial, donde estaba el edificio federal Alfred P. Murrah.

    "Este fue un lugar de horror y tragedia indescriptibles", expresó Frank Keating, el entonces gobernador de Oklahoma, quien describió el atentado como "imperdonable".

    Timothy McVeigh, un veterano del ejército que se oponía al gobierno, fue condenado en 1997 por acusaciones de asesinato y conspiración y ejecutado en 2001.

    McVeigh perpetró el atentado para vengarse del enfrentamiento mortal entre el FBI y los Davidianos, una secta adventista, ocurrido en Waco, Texas, con un saldo de 70 muertos, el 19 de avril de 1993.

    Su cómplice Terry Nichols cumple prisión perpetua.