Turista colombiana a punto de ser deportada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Luisa Fernanda Velázquez, de 24 años, dice que fue detenida por agentes del Servicio Guardacostas por tener una visa vencida. (Published martes 14 de marzo de 2017)

    Una joven colombiana con visa de turista está a punto de ser deportada tras ser detenida por representantes del Servicio Guardacostas que, según ella alega, actuaron como agentes de inmigración.

    El hecho se remonta al pasado 9 de marzo, cuando Luisa Fernanda Velázquez, estaba con un grupo de cinco amigos, lista para salir de paseo en una embarcación. Fue entonces que agentes guardacostas se acercaron al grupo y les pidieron documentación a todos.

    Luisa Fernanda, de 24 años, tenia una visa de turista que había expirado en octubre, por lo que fue detenida y trasladada a un centro de detención en Pompano Beach para ser deportada.

    El abogado Eduardo Soto fue contratado para asumir su representación.

    Soto dice que el caso sienta un precedente de detención arbitraria y denuncia que los representantes del Servicio Guardacostas como agentes de inmigración y que la detencion de la muchacha fue arbitraria.

    La detención ocurrió en tierra y la familia teme la deportación inmediata. Su abogado pide su liberación y que sea escuchada por un juez de inmigración.

    Nelsi González, madre de la joven, acaba de llegar de Medellin, Colombia, para respaldar a su hija.

    Yomalis Belloso, amiuga de Luisa Fernanda, recuerda que los guardacostas le ordenaron a la joven que se bajara de la lancha y se la llevaron detenida.

    "Esta no es la manera de proceder con personas que se encuentran en esta situación", dijo Soto. "Este arresto fue ilegal".

    El Servicio Guardacostas emitió este martes el siguiente comunicado: "El Serviucio Guardacostas no opera en tierra firme con fines de patrulla migratoria. No obstante, el Servicio Guardacostas aplica las leyes de Estados Unidos en lo pertinente a inmigración ilegal y actividades de tráfico humano ilegal en alta mar".

    Soto dice que buscará llevar el caso ante una corte de inmigración.