Colombia: reanudan bombardeos contra FARC

Colombia: reanudan bombardeos contra FARC

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    CALI, Colombia - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, levantó este miércoles la orden de suspensión de los bombardeos de las Fuerzas Armadas contra los campamentos de las FARC, en respuesta al ataque de este grupo armado que dejó 11 militares muertos en el suroeste del país.

    En una alocución desde la ciudad de Cali, donde encabezó un consejo de seguridad, Santos señaló que el incidente es producto de "un ataque deliberado, no fortuito de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y eso implica un claro rompimiento de la promesa de un cese al fuego unilateral" que esa guerrilla inició el pasado 20 de diciembre.

    [Tema relacionado: Las FARC declaran un cese al fuego indefinido]

    En la madrugada de este miércoles diez soldados y un suboficial murieron en un ataque perpetrado por las FARC contra un pelotón del Ejército que se encontraba descansando en un recinto deportivo en el corregimiento de Timba, perteneciente al municipio de Buenos Aires, en el departamento del Cauca, en el suroeste del país.

    Este grupo insurgente había iniciado un alto el fuego unilateral e indefinido el pasado 20 de diciembre tras más de dos años de negociaciones de paz con el Gobierno colombiano.

    En respuesta a ese alto el fuego, Santos ordenó el 10 de marzo suspender los bombardeos contra los campamentos de las FARC durante un mes, y el pasado jueves renovó el mandato como un paso para reducir la intensidad del conflicto armado que azota al país desde hace más de medio siglo.

    En su declaración de este miércoles, Santos señaló que el ataque es "un hecho condenable que no quedará impune, exige mediadas contundentes y tendrá consecuencias".

    En este sentido, señaló que las Fuerzas Armadas "no han suspendido ni suspenderán sus acciones de protección a la sociedad ni sus acciones de control militar" y envió un mensaje a las FARC, a quienes dijo que no va dejarse presionar para que el Gobierno declare un alto el fuego bilateral.

    "La decisión sobre el cese el fuego bilateral no puede darse ni se dará sino como consecuencia de un acuerdo previo, definitivo y verificable de terminación del conflicto", apostilló.

    [Tema relacionado: Atentado bomba en Bogotá deja 7 heridos]

    Tras el ataque de esta mañana, los negociadores de las FARC en La Habana señalaron que este ataque se debe a la "incoherencia" del Gobierno, que "está ordenando operativos militares contra una guerrilla en tregua".

    El líder guerrillero Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias "Pastor Alape" convocó a Santos para que inicie un "cese al fuego bilateral" que, en su opinión, "es urgente para la nación".

    A pesar de la decisión de responder al ataque, Santos insistió en su propósito de acelerar las negociaciones con las FARC en La Habana.

    "Hechos de esta naturaleza y de esta gravedad demuestran una vez más la necesidad de acelerar la negociaciones. Esta es precisamente la guerra que queremos y que tenemos que terminar", concluyó.

    [Tema relacionado: Fotos: Los miembros de las Farc buscados por EEUU]

    Por su parte, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe dijo este miércoles a su sucesor, Juan Manuel Santos, que no "engañe" más al país con los diálogos de paz que su Gobierno celebra con las FARC en La Habana, tras el ataque.

    "La paz de Santos es el exterminio de las Fuerzas Armadas", señaló Uribe en su cuenta de Twitter en la que en otro mensaje le pidió al jefe de Estado: "no nos engañe más por favor, no justifique el asesinato de nuestros soldados con el cuento de la guerra que quiere terminar".

    Uribe, senador y líder del opositor partido Centro Democrático, es uno de los principales críticos del proceso de paz que el Gobierno y las FARC llevan a cabo desde noviembre de 2012 en la capital cubana porque considera que en esas negociaciones el Estado se está igualando al "terrorismo".

    Según el expresidente con los diálogos de paz el Gobierno está "desarticulando al Ejército y a la Policía".

    "El Gobierno facilita el crimen y lo legaliza, porque lo presenta no como el crimen del narcoterrorismo contra las Fuerzas Armadas de Colombia, sino como un acto legítimo de guerra, que no lo es, menos en la democracia", manifestó posteriormente Uribe en declaraciones a periodistas en el Senado.

    El Ejército colombiano confirmó que la Columna Móvil Miller Perdomo de las FARC fue la autora del ataque contra miembros del Batallón de Combate Terrestre No. 110, de la Brigada Móvil No. 17 de la Fuerza de Tarea Apolo, en una zona rural del municipio de Buenos Aires (Cauca).

    Los uniformados fueron atacados con artefactos explosivos, granadas y armas de fuego, agrega la información del Ejército.

    Este incidente es el más grave que se produce en el país desde que las FARC declararon un cese el fuego unilateral e indefinido, en vigor desde el pasado 20 de diciembre.

    También se produce menos de una semana después de que Santos anunciara la prórroga por 30 días de la suspensión de bombardeos a campamentos de las FARC en respuesta al alto el fuego unilateral de ese grupo.