Beatifican a monseñor Romero en El Salvador

Comienza beatificación de monseñor Romero

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    SAN SALVADOR - El mártir salvadoreño monseñor Óscar Arnulfo Romero fue beatificado este sábado en la capital de El Salvador ante cientos de miles de devotos y presidentes de varios países reunidos en la plaza Salvador del Mundo.

    La beatificación se concretó cuando la reliquia de Romero, consistente en la camisa ensangrentada que vestía el día de su asesinato, flores y una palma que significa "la victoria de los mártires", fue incensada por el cardenal Angelo Amato, el enviado especial del papa Francisco.

    "El mártir Romero es el mártir beato (...) ya es el mártir beato", dijo el narrador del acto religioso, tras relatar que Amato pasaba el incensario por "la reliquia de Romero".

    Los asistentes no pudieron contener la emoción y las lágrimas, aplausos y gritos inundaron la plaza, a la que esta madrugada comenzaron a llegar los cientos de miles de devotos de "San Romero de América", como le llaman los salvadoreños desde hace muchos años ya.

    La beatificación de monseñor Romero

    La beatificación de monseñor Romero
    Este sábado fue un día histórico en El Salvador, donde el mártir Óscar Arnulfo Romero fue declarado beato. (Publicado sábado 23 de mayo de 2015)

    [Tema relacionado: Salvadoreños en EEUU celebran la beatificación]

    La reliquia del arzobispo mártir de San Salvador, asesinado el 24 de marzo de 1980 por escuadrones de la muerte, fue llevada hasta la plaza de El Salvador del Mundo en una urna de cristal.

    Salvadoreños en EEUU celebran la beatificación

    Salvadoreños en EEUU celebran la beatificación
    La beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero ha trascendido las fronteras de El Salvador. (Publicado sábado 23 de mayo de 2015)

    Los vítores dedicados a monseñor Romero y las pancartas que exhibieron fragmentos de sus homilías, muy críticas de los poderes de esa época en El Salvador, se pudieron ver a lo largo de la multitudinaria celebración.

    Allí estaban presentes fieles hondureños, costarricenses, mexicanos, estadounidenses, argentinos, chilenos, panameños, guatemaltecos y nicaragüenses, entre otros.

    Alegría y júbilo por el mártir Romero

    Alegría y júbilo por el mártir Romero
    Cientos de personas marcharon en procesión por las calles de San Salvador el viernes en la noche, en vigilia por la beatificación de monseñor Romero. (Publicado sábado 23 de mayo de 2015)

    Incensada la reliquia del monseñor, también conocido como la "voz de los sin voz", continuó la homilía en la plaza salvadoreña, donde los aplausos interrumpían las intervenciones de Amato, del postulador de la causa de beatificación del mártir, Vicenzo Paglia, y del arzobispo de San Salvador, Luis Escobar Alas.

    En la beatificación estuvieron presentes los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Panamá, Juan Carlos Varela; y el anfitrión, Salvador Sánchez Cerén.

    También el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; de Costa Rica, Helio Fallas, y el viceprimer ministro de Belice, Gaspar Vega, además de delegaciones de México, Brasil, Colombia, Chile, Estados Unidos, Italia y Nicaragua.

    [Tema relacionado: Miles de turistas van a beatificación de Romero]

    En Roma, el Papa consideró este sábado que monseñor Romero fue capaz de "ver y oír el sufrimiento de su pueblo".

    En una carta enviada por el pontífice al arzobispo de San Salvador y presidente de la Conferencia Episcopal de El Salvador, José Luis Escobar Alas, el Papa agregó que el comportamiento de Romero fue "un ejercicio pleno de caridad cristiana".

    "En este día de fiesta para la nación salvadoreña, y también para los países hermanos latinoamericanos, damos gracias a Dios porque concedió al obispo mártir la capacidad de ver y oír el sufrimiento de su pueblo, y fue moldeando su corazón para que, en su nombre, lo orientara e iluminara, hasta hacer de su obrar un ejercicio pleno de caridad cristiana", escribió el papa Bergoglio.

    [Tema relacionado: Camisa baleada de Romero será reliquia]

    "Monseñor Romero, que construyó la paz con la fuerza del amor, dio testimonio de la fe con su vida entregada hasta el extremo", según la carta, cuyo contenido fue difundido por el Vaticano.

    "En ese hermoso país centroamericano, bañado por el océano Pacífico, el Señor concedió a su Iglesia un obispo celoso que, amando a Dios y sirviendo a los hermanos, se convirtió en imagen de Cristo Buen Pastor", manifestó el Papa.

    Añadió que Romero "supo guiar, defender y proteger a su rebaño, permaneciendo fiel al Evangelio y en comunión con toda la Iglesia. Su ministerio se distinguió por una particular atención a los más pobres y marginados".

    "Y en el momento de su muerte, mientras celebraba el Santo Sacrificio del amor y de la reconciliación, recibió la gracia de identificarse plenamente con Aquel que dio la vida por sus ovejas", afirmó el pontífice.

    [Tema relacionado: Salvadoreños recuerdan al mártir Romero]

    El Papa dijo en su carta que "la voz del nuevo Beato sigue resonando hoy para recordarnos que la Iglesia, convocación de hermanos en torno a su Señor, es familia de Dios, en la que no puede haber ninguna división".

    E instó a "la Iglesia en El Salvador, en América y en el mundo entero" a ser "rica en misericordia, a convertirse en levadura de reconciliación para la sociedad".

    "Es momento favorable para una verdadera y propia reconciliación nacional ante los desafíos que hoy se afrontan", añadió el Papa, quien aseguró que participa de las esperanzas del pueblo salvadoreño, se une a sus oraciones "para que florezca la semilla del martirio y se afiance por los verdaderos senderos a los hijos e hijas de esa nación, que se precia de llevar el nombre del divino Salvador del mundo".

    [Tema relacionado: Celebran proceso de beatificación de Romero]