Campaña por niña con graves quemaduras

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cortesía
    Samantha en lucha por su vida.

    La niña Samantha González, víctima de quemaduras severas por la explosiٕón de una olla de presión en su hogar, continúa luchando por su vida.

    Samantha, de dos años, iba a ser sometida este jueves a una cirugía para amputarle a una de sus piernas, pero al mediodía los médicos decidieron suspender la operación a causa de complicaciones de su estado de salud.

    De acuerdo con Tiana, la madre de la niña, los médicos tomaron la decisión porque Samantha comenzó a tener sangramiento interno y le fue detectada otra peligrosa bacteria en sangre.

    La niña tuvo también problemas de respiración y fiebre alta, y fue retornada a las máquinas de respiración artificial.

    La familia pide ayuda a la comunidad para poder seguir cubriendo los costos médicos.

    El caso de Samantha ocurrió el pasado 14 de septiembre en una vivienda de Fort Lauderdale. Su abuela se bañaba mientras cocinaba la cena en una olla de presión que estalló y el vapor y liquido hirviente causaron quemaduras a la menor.

    La valoración médica indica que la niña tiene más del 60% de su cuerpo con quemaduras de segundo y tercer grados.

    Samantha fue atendida en el Broward Health Medical Center y luego en el Jackson Memorial Hospital en Miami.

    Durante las tres semanas de hospitalización, fue sometida a varias cirugías. El hígado y sus riñones le han fallado, y se ha decidido que es necesario la amputación de una pierna.

    Los gastos médicos son incosteables para su familia, que es de bajos recursos. Su madre, Tiana, es discapacitada.

    Si usted desea colaborar con esta causa puede visitar el sitio www.gofundme.com/2samantha