Aumentan casos de intoxicación por marihuana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SEATTLE, Washington -- Las llamadas realizadas a los centros de control de intoxicaciones en Washington y Colorado relacionadas con marihuana han aumentado desde que ambos estados autorizaron la venta legal de la droga el año pasado, entre ellas un preocupante incremento de llamadas que involucran a niños pequeños.

    Sin embargo, se desconoce qué porcentaje del aumento podría relacionarse con un mayor número de consumidores o con la posibilidad de que la gente sienta mayor confianza para reportar sus problemas ahora que la droga es legal para personas mayores de 21 años.

    [Relacionado: Arranca venta de marihuana en Colorado]

    Nuevos datos de fin de año que serán presentados la semana entrante en la Legislatura de Colorado muestran que el Centro Rocky Mountain de Intoxicaciones y Drogas recibió 151 llamadas por exposición a la marihuana en 2014, el primer año de venta al menudeo de marihuana recreacional. La cifra supera las 88 llamadas de 2013 y las 61 registradas en 2012, el año en que los votantes del estado legalizaron la droga.

    Las llamadas hechas al Centro de Intoxicaciones de Washington ligadas con la exposición a la marihuana subieron más del 50%, de 158 en 2013 a 246 el año pasado.

    Los expertos de salud pública se mostraron particularmente preocupados por los casos en que niños pequeños consumieron accidentalmente comestibles con marihuana. Las llamadas que involucran a niños casi se duplicaron en ambos estados: 48 de ellas en Washington implicaban a niños de 12 años o menos, y 45 en Colorado sobre niños de ocho años o menos.

    [Relacionado: Hay gente que no debería ser padres, ¡nunca!]

    "Hay una actitud un tanto relajada de que esto es seguro por tratarse de una planta natural, o derivado de una planta natural", dijo el médico Alex Garrard, director clínico administrativo del Centro de Intoxicaciones de Washington. "Pero sigue siendo una droga. Uno no dejaría Oxycontin sobre la mesa mientras los niños anden por ahí, o al menos uno no debería de hacerlo".

    Ambos estados registraron incrementos en llamadas en grupos de todas las edades. El mayor aumento en Colorado se dio entre adultos de más de 25 años -de 40 casos en 2013 a 102 el año pasado. Washington tuvo un gran salto en cuanto a llamadas relacionadas con adolescentes, de 40 de ellas en 2013 a 61 en 2014.