Aterrados los residentes de Tamaulipas

Aterrados los residentes de Tamaulipas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los salones de clase llevan una semana vacíos. Los profesores han comenzado a acostumbrarse a que pocos son los alumnos que llegan.

    Y es que el miedo en Tamaulipas hace que los pobladores no quieran ni asomarse más allá de sus puertas.

    En la calle, los cadáveres de metal que recientemente dejaron los intentos del crimen organizado de liberar a dos de sus integrantes detenidos por las fuerzas federales, impiden que los tamaulipecos borren de su mente los recuerdos de las balaceras y enfrentamientos que parece que no se detendrán.

    [Tema relacionado: Familias de normalistas hablan en la ONU]

    Vídeo: Aterrados los residentes de Tamaulipas

    Vídeo: Aterrados los residentes de Tamaulipas
    Las cifras indican que el número de secuestros en esta entidad es desmedido. (Publicado martes 1 de diciembre de 2015)

    Sin embargo, tratan de regresar a su vida habitual. El transporte público apenas reinició sus rutas el viernes. Los trabajadores regresaron a sus puestos, el comercio abrió sus puertas y las instituciones educativas de todos los niveles llamaron a los estudiantes a retomar sus clases, y reactivar los protocolos de seguridad.

    Pero ahora no solo les preocupa el riesgo de ser alcanzados por una bala perdida, sino también las cifras reveladas por el Observatorio Nacional Ciudadano, que indica que el número de secuestros en esta entidad es desmedido, principalmente en Reynosa, Ciudad Victoria, Nuevo Laredo y Tampico.

    [Tema relacionado: México admite que todavía se tortura]

    Estudios de diversas organizaciones revelan que son los mismos cárteles de las drogas que operan en la entidad, los que están secuestrando como parte de otro negocio, y además que va en aumento la privación ilegal de la libertad de varias personas al mismo tiempo.

    Por eso recomiendan a los habitantes y turistas, que si viajan por carretera, lo hagan en grupos y de día, y si encuentran algún bloqueo o enfrentamiento, se alejen de la zona.