Arranca marcha contra brutalidad policial

Arranca marcha contra brutalidad policial

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Varias decenas de personas iniciaron el lunes una marcha a pie de Nueva York a Washington, D.C., para protestar contra la brutalidad de la Policía en Estados Unidos y denunciar su "racismo sistemático".

    Los manifestantes partieron de Staten Island, el distrito neoyorquino en el que el pasado verano falleció el afroamericano Eric Garner, cuyo caso y otros parecidos en otros puntos del país generaron una fuerte oleada de protestas.

    [Tema relacionado: Informe expone racismo de policía en Ferguson]

    La marcha, impulsada por la organización Justice League NYC, efectuará paradas en varias ciudades y terminará en la capital de Estados Unidos el próximo 21 de abril con una manifestación y un concierto para llamar la atención de las autoridades.

    Marcha por la justicia, camino a Washington DC

    Marcha por la justicia, camino a Washington DC
    Una marcha con manifestantes que irán caminando hasta Washington, DC, partió el lunes desde Nueva York. Piden una reforma en el sistema judicial y "basta de abuso policial". (Publicado lunes 13 de abril de 2015)

    "Nuestras voces y reclamaciones de justicia, responsabilidad, transparencia, dignidad y respeto para todas las comunidades se oirán en los pasillos del Congreso. Seremos escuchados. Vamos a exigir resultados", explicaron los organizadores en un comunicado.

    Entre otras cosas, la iniciativa busca impulsar tres propuestas legislativas que reformen la justicia, frenen la "militarización" de la Policía y terminen con el uso de perfiles raciales, étnicos o por origen nacional por parte de la uniformada.

    Según los organizadores, cada 28 horas una persona negra muere en Estados Unidos a manos de agentes, guardias de seguridad u otras fuerzas del orden.

    En los últimos días, el país ha vivido nuevas protestas a raíz del caso de un agente de policía de la ciudad de North Charleston (Carolina del Sur), que fue acusado de asesinato tras disparar ocho veces por la espalda a un afroamericano, según puede verse claramente en un vídeo grabado con un celular.