Alcaldesa de Baltimore impone toque de queda

Alcaldesa de Baltimore impone toque de queda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    BALTIMORE, Maryland - La alcaldesa de Baltimore dice que impondrá un toque de queda durante toda la semana después que inconformes saquearon tiendas, incendiaron vehículos y lanzaron ladrillos y otros objetos contra policías.

    La alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake dijo que el toque de queda se impondrá a partir del martes de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.

    La alcaldesa, que ha vivido toda su vida en Baltimore, dijo que demasiadas personas han dedicado generaciones a construir la ciudad para que sea destruida por unos "truhanes".

    El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró el lunes estado de emergencia y activó a la Guardia Nacional para que ayude a controlar los disturbios en Baltimore.

    Vídeo: Alcaldesa de Baltimore impone toque de queda

    Vídeo: Alcaldesa de Baltimore impone toque de queda
    La alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake dijo que el toque de queda se impondrá a partir del martes de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. (Publicado martes 28 de abril de 2015)

    Siete policías resultaron heridos, algunos con fractura de huesos, y uno quedó inconsciente, dijo el capitán Eric Kowalczyk. Policías protegidos por cascos y escudos usaron ocasionalmente gas lacrimógeno para hacer retroceder a los agitadores. Durante el mayor tiempo, sin embargo, recurrieron a formaciones en línea para contener a los manifestantes.

    Los disturbios del lunes son el más reciente incidente provocado tras la misteriosa muerte de Freddie Gray, cuyo fatal encuentro con la policía vino en medio de un debate nacional sobre el uso de la fuerza por parte de la policía, especialmente cuando se trata de sospechosos negros. Gray era afroamericano.

    Funcionarios de emergencia trataron incesantemente de restaurar la calma. Bomberos que intentaban apagar un incendio en una tienda CVS fueron entorpecidos por alguien que perforó una manguera conectada a una toma de agua contra incendios.

    El olor a goma quemada flotaba en el aire en un barrio donde varios saqueaban una licorería. La policía se mantuvo firme en las cercanías mientras gente bebía alcohol robado. Las calles estaban llenas de basura y vidrios rotos, y había pequeños incendios dispersos. Una persona de una iglesia trataba de gritar algo a través de un megáfono mientras dos automóviles ardían.

    La familia de Gray quedó sorprendida por la violencia. Esperaban organizar una marcha pacífica durante la semana, informó el abogado de la familia, Billy Murphy. Dijo desconocer que iba a haber disturbios y solicitó que prevaleciera la calma.

    [Tema relacionado: Padres de Brown demandarán a Ferguson]

    "No quieren que este movimiento nacional se vea ensuciado por la violencia", comentó. "Eso no tiene sentido", dijo.

    La policía pidió a los padres que localicen a sus hijos y los lleven a casa. Muchos de los que se encontraban en las calles parecían de ascendencia afroamericana, portando mochilas y pantalones color caqui, que son parte del uniforme de muchas escuelas públicas.

    El disturbio estalló justo cuando salían de clase alumnos de secundaria, y en una terminal de autobuses crucial para estudiantes en tránsito alrededor del Mondawmin Mall, un centro comercial al noroeste del centro de Baltimore. Se trasladó posteriormente aproximadamente una milla al corazón de un distrito comercial más antiguo y cerca de donde Gray se topó inicialmente con la policía. Ambas áreas comerciales están en barrios de habitantes de raza negra.

    El centro de Baltimore, el sitio turístico de Inner Harbor y los estadios de béisbol y fútbol americano de la ciudad se encuentran a casi cuatro millas de distancia. Aunque la violencia no había llegado todavía al edificio del ayuntamiento y al área del Camden Yards, el equipo Orioles canceló el juego del lunes por precauciones de seguridad.