Chanel crea aeropuerto de lujo para desfile

Chanel crea aeropuerto de lujo para desfile

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    Aires del futuro en Chanel, que reviste los famosos trajes en tweed con accesorios metalizados en un aeropuerto improvisado, inspiración africana en Valentino y fusión de Oriente y Occidente en Shiatzy Chen fluyeron entre las propuestas para la primavera-verano 2016 que se presentaron en París.


    El diseñador Karl Lagerfeld preparó a sus más de 2.500 invitados para un vuelo de altura, al convertir el Grand Palais, el emblemático edificio de finales del siglo XIX con techo de cristal, en un auténtico aeropuerto de las "Chanel Airlines".

    Los trajes en tweed de la histórica "maison" se adaptan a los nuevos tiempos en tonos azules, negros y plateados, con estampados geométricos.

    Vestidos y faldas se superponen a amplios pantalones en los mismos estampados, reproduciendo las imágenes de aviones y las típicas pantallas de destinos que se encuentran en los aeropuertos.

    Video: Chanel crea aeropuerto de lujo para desfile

    Video: Chanel crea aeropuerto de lujo para desfile
    El diseñador Karl Lagerfeld preparó a sus más de 2.500 invitados para un vuelo de altura, al convertir el Grand Palais, el emblemático edificio de finales del siglo XIX con techo de cristal, en un auténtico aeropuerto de las "Chanel Airlines". (Publicado miércoles 7 de octubre de 2015)

    Para esta colección, la firma estrenó un accesorio para el pelo, un doble pasador con forma de lazo en color plateado que crea de forma natural un peinado de dos coletas bajas, un look que todas las modelos llevaron durante el desfile.

     

    Entre los accesorios, metalizados y transparentes, captaron el protagonismo unas sandalias planas con suelas que llevan luces de colores y unas futuristas gafas de sol de aviador con maxi cristal efecto espejo y sin apenas montura.

    Como en un aeropuerto, también hubo lugar para todos los estilos en las propuestas de Chanel, con diseños de aires urbanos en sudaderas y amplios pantalones coloreados a golpes de rosa fucsia, verde o amarillo.

    Cara Delevingne no participó como modelo en el desfile, tras haber decidido en agosto dejar la moda, pero fue una de las invitadas especiales de Lagerfeld, que salió con ella a saludar al final del "show" junto al pequeño Hudson Koeringm, su ahijado de cuatro años, con el que ya ha cerrado varias pasarelas.

    Este miércoles los desfiles de Louis Vuitton y Miu Miu protagonizaron el cierre de la Semana de la Moda, que empezó el pasado 29 de septiembre marcando las tendencias que se llevarán la próxima primavera-verano.