13 son atropellados al salir de la iglesia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Telemundo

    REDONDO BEACH, California -- Una mujer está en serios problemas con la justicia luego de haber atropellado fatalmente a tres personas, y dejar otras 10 heridas.

    Las personas salían de un evento navideño organizado por su iglesia el jueves en Redondo Beach, California cuando ocurrió lo inesperado.

    La luz estaba en rojo para el tráfico y verde para los peatones, nadie esperaba que al cruzar la calle un carro a toda velocidad los arrollara con tal fuerza que varios de los cuerpos volaron más de 13 pies del lugar del choque.

    Lo peor del caso es que la automovilista sólo se detuvo porque chocó de frente contra otro vehículo, revelaron las autoridades.

    13 son atropellados al salir de la iglesia

    13 son atropellados al salir de la iglesia
    Una mujer está en serios problemas con la justicia luego de haber atropellado fatalmente a tres personas, y dejar otras 10 heridas. (Publicado jueves 18 de diciembre de 2014)

    “Los cuerpos volaron sobre la carretera y lo que pensé que era una chamara, se trababa del cuerpo de un niño atrapado entre la llanta de un carro”, digo un testigo del fatal encontronazo.

    Las autoridades arrestaron la conductora del vehículo , Margo Bronstein de 56 años. La sospechosa está acusada de asesinato involuntario con vehículo y por manejar bajo la influencia del alcohol (DUI).

    “Después de arrollar a los peatones la conductora continuo hasta chocar con el otro vehículo... una de las víctimas fue arrastrada y término en el cofre de otro vehículo", dijo el sargento de la policía de Redondo Beach.

    Entre los heridos hay dos niños que están en condición critica.

    “Le pregunté [a la sospechosa] que si sabía lo que había ocasionado y no decía nada, estaba como perdida,” dijo un testigo. “Me dieron ganas de sacarla del carro y mostrarle".

    De acuerdo con los miembros de la iglesia San James, se llevará acabo una misa para pedir por el eterno descanso de sus feligreses muertos y por la pronta recuperación de los heridos.


    Foto: Margo Bronstein