Ministro español feliz con visita a Cuba

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Ministro español en Cuba.

    El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, señaló que su primera visita oficial a Cuba "está transcurriendo bien", después de reunirse con autoridades cubanas con las que habló del estado de las relaciones entre España y Cuba y de Cuba con la Unión Europea.

    "La visita está transcurriendo bien, como no podía ser de otra manera. (...) Hemos hablado de proyectos de cooperación y estamos hablando, como es natural, con las autoridades cubanas de política", señaló García-Margallo en una breve declaración a los medios después de impartir una conferencia sobre la transición española.
    El jefe de la diplomacia española mantuvo en la primera jornada de su visita oficial a la isla reuniones con el ministro de Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca; y con el vicepresidente del Consejo de Estado de la isla, Ricardo Cabrisas.
    En su conferencia sobre la Transición, en la que evitó hacer paralelismos con la situación en Cuba, consideró que "uno de los aciertos" del cambio en España fue que "primero se recuperaron las libertades de asociación y expresión y luego fue el ejercicio del voto".
    "Estas libertades ejercidas durante el año y medio previo a las primeras elecciones democráticas de 1977 facilitaron un intercambio nacional de pareceres y se creó una opinión pública madura que fue a votar con conocimiento de causa", señaló el canciller en su conferencia en Instituto Superior de Relaciones Internacionales (Isri), donde se forman diplomáticos en la isla.
    A juicio de García-Margallo, las claves que hicieron posible la Transición en España fueron el respeto a la legalidad, el consenso y el deseo común de evitar la confrontación en pos de la concordia.
    Además se refirió a que en España no se produjo una ruptura con el ordenamiento institucional del franquismo, sino que se optó por la "adaptación y la reforma institucional" y destacó la importancia de la amnistía de 1977 como uno de los factores que más contribuyó a allanar el camino para la promulgación de la Constitución de 1978.
    "Se aprueba una amnistía tan generosa que permite que, por primera vez en nuestra historia democrática desde 1812, no hubiera ni un solo preso por razones políticas", aseguró el ministro, que vivió los años de la Transición como diputado de la Unión de Centro Democrático, el partido que ganó en las primeras elecciones democráticas tras la muerte del general Francisco Franco en 1975.
    La visita oficial de García-Margallo continuará mañana con una reunión con su homólogo cubano, el canciller Bruno Rodríguez y, previsiblemente, le recibirá también el presidente cubano Raúl Castro.
    En declaraciones a los medios a la salida de la conferencia, el ministro señaló que también mantendrá encuentros con los españoles que viven en Cuba, que con la ley de la Memoria Histórica, "pasarán de ser 40,000 a 400,000", ya que se otorgará la nacionalidad española a los nietos de españoles que emigraron a Cuba.
    La visita oficial del ministro arrancó esta mañana con un desayuno de trabajo con la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, compuesta por unas 200 empresas.